cultura

Inaugurarán en el CCK la muestra más grande que se le haya dedicado al artista Julio Le Parc

Por Agencia Télam

18-07-2019 06:30

La exposición "Un visionario", que inaugura mañana en el CCK, recorre la vasta producción del artista mendocino Julio Le Parc desde sus primeras obras realizadas en la Argentina en 1958 hasta sus creaciones más recientes, un itinerario colorido, magnético e interactivo por 160 obras que se despliega en 3.000 metros cuadrados.

"Se trata de la mayor exposición de Le Parc en la Argentina y en el mundo, un homenaje que invita a un recorrido sensorial", señaló con entusiasmo Gabriela Urtiaga, directora de artes visuales del CCK, durante una rueda de prensa junto al maestro radicado en París, quien a los 90 años se mostró de buen humor, con sus infaltables anteojos de sol, boina negra y foulard de color azul marino.

"¿Qué es lo que ha perseguido o buscado como artista a lo largo de su trayectoria", lo consultó Télam durante la rueda de prensa, previa a la recorrida por las salas.

"Mi obra ha sido siempre un trabajo de experimentación. Tuve siempre la actitud de experimentar con la luz, con el movimiento. Y me ha interesado siempre la respuesta de los visitantes más que de las instituciones. Las repercusiones en el público siempre me interesaron más que lo económico", dijo Le Parc.

Se requiere tiempo para recorrer esta inmensa exposición retrospectiva que atraviesa todas las etapas creativas de este pionero del arte cinético, nacido en Mendoza en 1928, radicado en París desde 1958 y considerado uno de los artistas argentinos más importantes del siglo XX.

Además de la ya emblemática “Esfera Azul”, exhibida de manera permanente en el hall de ingreso al centro, no faltarán en este recorrido las obras más reconocidas de Le Parc: sus esculturas lumínicas, las grandes instalaciones móviles espejadas, las obras de luz o sus relieves, creados bajo la concepción del arte como un laboratorio social capaz de producir situaciones impredecibles y llevar al espectador a la acción.

Las obras de Le Parc serpentean, se reflejan, oscilan y están en perpetua transformación.

Sus famosos móviles son esculturas de las que penden pequeños acrílicos rectangulares y translúcidos, que forman un entramado y al calor del movimiento van mutando de posición, según la fuerza del aire.

La muestra se despliega en múltiples espacios del centro cultural -el sexto piso, la Gran Lámpara, la Terraza de la Sala Sinfónica y el subsuelo-, donde se distribuyen grandes pinturas cromáticas que juegan con lo óptico, instalaciones lumínicas de gran magnetismo visual y una serie de obras lúdicas pensadas para la interacción de los más pequeños.

Ubicado en el cuarto piso del CCK, los “Juegos” invitan a interactuar y divertirse en sintonía con la llegada de las vacaciones de invierno, una serie de obras participativas, desde colocarse diversos anteojos que transforman la visión circundante hasta accionar un botón que pone en movimiento decenas de pelotas de ping pong.

La exhibición en el CCK se enmarca en el homenaje nacional que se realiza en conjunto con el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), donde se expondrán pinturas, dibujos, acuarelas y grabados; las obras realizadas por Le Parc durante su primera década de trabajo, previo a establecerse en París.

A partir del 13 de agosto, en el Pabellón de exposiciones temporarias del Museo de Bellas Artes se podrá ver "Julio Le Parc. Transición Buenos Aires-París (1955-1960)", muestra que celebra la obra temprana del prolífico artista, cuya obra se inscribe en la abstracción, el arte cinético, el arte conceptual y el op art.

Curada por Gabriela Urtiaga y bajo la dirección artística de Yamil Le Parc (hijo del artista), la muestra "Un visionario" estará abierta al público a partir del 20 de julio, todos los días de 13 a 20 hasta el 4 de agosto.

Y desde el 7 de agosto se podrá visitar de miércoles a domingos y feriados. Entrada general: $100. Menores de 18 años gratis. Miércoles gratis para todo público. (Télam)