cultura

Horacio Verbitsky: En El Cohete a la Luna puedo ejercer mi libertad de una manera integral

Por Agencia Télam

21-11-2020 02:15

Autor de libros célebres para el periodismo de investigación como "Robo para la corona", "Hacer la Corte: La construcción de un poder absoluto sin justicia ni control" o "Ezeiza", Horacio Verbitsky creó El Cohete a la Luna, el medio que hoy dirige y en el que no solo escribe sus columnas políticas sino también su vínculo con la música.

A días de la publicación de los primeros libros que decidió reeditar en una colección, a cargo del sello Las Cuarenta, llamada "Obra reunida", el periodista reflexiona sobre el proyecto que impulsó desde cero y hoy está cerca de cumplir tres años.

-T: Le dedicás los libros a Macri y a Víctor Santa María porque te "impulsaron" a crear El Cohete a la Luna. ¿Cómo definirías este proyecto hoy?

-HV: Cumple tres años el mes que viene, empezamos en diciembre de 2017, en pleno gobierno de (Mauricio) Macri. Es más: había ganado las elecciones de medio término, estaba en la culminación de su poder y lo amenazó al accionista principal de Página/12: si yo seguía escribiendo lo que venía escribiendo, lo metían preso a él porque a mí no tenían elementos para meterme preso, a él aparentemente sí. No sé si eran varios o no, nunca lo investigué. De alguna manera está claro que Macri no necesitaba elementos reales para meter preso a alguien. Este hombre arrugó y decidió censurarme. Le dije que no llegué a esta altura de la vida para permitir que me censuren así que, si no iba a poder escribir lo que quería, teníamos que hablar sobre mi salida del diario. Hicimos una negociación y me pagó lo que correspondía estatutariamente. Eran 30 años de antigüedad y con esa guita puse El Cohete a la Luna. Por un lado, fue una gran frustración: 30 años como columnista principal del diario que estaba tan identificado conmigo que mucha gente creía que era el director, pero por otro lado me dio la posibilidad de empezar una cosa nueva, distinta donde puedo hacer lo que quiero, no solo en lo que escribo sino en el diseño del medio, puedo ejercer mi libertad de una manera integral y me resulta muy placentero. Por supuesto tiene su costado pesado porque trabajo más ahora que a los 30 años pero por otro lado, es un privilegio poder hacerlo y que sea un medio con la repercusión que tiene, muy superior a la que hubiera imaginado. De modo que se me ocurrió dedicárselo a Macri y a Santa María. Un colega me dijo si no me parecía excesivo compararlos pero yo no los comparo de ninguna manera. Les agradezco a los dos porque se conjugaron de alguna manera para que yo dejara aquello y empezara esto. Nada más. Me refiero a lo que significaron para mí: Macri como apretador y Santa María como apretado. Hay gente que cree que es una joda y no lo es. Yo les estoy agradecido porque para mí ha sido muy bueno esto, ha sido muy positivo. Empezar una cosa nueva a esta altura de la vida me hizo bien aunque la intención de ellos no haya sido esa.

-T: En las columnas hablás de la música como un sosiego en tiempos turbulentos. El macrismo está como telón de fondo. ¿Qué música venís escuchando en este último tiempo?

-HV: Va cambiando semana a semana, no hay reglas. La semana anterior estuve con Louis Armstrong como homenaje al pueblo de Estados Unidos que está en la difícil tarea de tener que elegir entre el partido de los multimillonarios y el de los multimillonarios fascistas. El último domingo seguí con eso y con Jack Teagarden y para la próxima semana encadenando con esto voy con Hoagy Carmichael que es el autor de "Georgia on My Mind". Ahora, después de tres semanas de jazz, es probable que vuelva a Bach o al tango. (Télam)