cultura

En tiempos de aislamiento, los paseos por Buenos Aires se hacen por Instagram

Por Agencia Télam

22-07-2020 02:45

En tiempos de aislamiento y restricciones de circulación, Instagram se transformó en un refugio para los amantes de los paisajes y la arquitectura ciudadana, que se diversifica en cuentas de fotógrafos profesionales o aficionados que reflejan imágenes de Buenos Aires, y se convierte en una herramienta para disfrutar de los mejores ángulos de la ciudad.

La propuesta más reciente es @pasajesBA, la cuenta de Patricia Álvarez, que trabaja como secretaria de un hospital privado pero dedica su tiempo libre a su pasión, la fotografía, desde su cuenta @pat.feijoo. Allí no solo postea imágenes sino también historias sobre esos espacios tradicionales de la arquitectura porteña y además promueve debates. El más reciente fue entre defensores y detractores de las calles adoquinadas.

"La idea de Pasajes surgió en cuarentena porque siempre me llamaron especialmente esos espacios porteños. Cada uno encierra una historia además de mucha belleza. Se relaciona íntimamente con mi pasión por la fotografía", explica. Y argumenta los motivos de haber comenzado en época de aislamiento: "La gente en cuarentena participa más, observa más. Instagram no solo es una galería de fotos, sino una red social que vincula gente partiendo en muchos casos, de sus gustos y pasiones".

@buenosaires.ar de Martín "Tincho" Hernández está en las antípodas ya que nació en 2013, es una de las referentes en el sector y fue la primera cuenta de Instagram declarada de "interés cultural" por la Legislatura porteña. Pero su creador, un licenciado en Relaciones Públicas que se define como "amateur", notó el crecimiento de la respuesta en estos últimos meses.

"Fueron una locura, creció mucho la cuenta porque hubo mucha más gente que empezó a prestar mayor atención a los contenidos en las redes. Hay más interés, más nostalgia y deseos de salir y disfrutar. De hecho, mis seguidores están muy pendientes de las publicaciones y prometen visitar muchos de los lugares cuando sea posible", asegura Hernández y se anima a cuantificar el fenómeno: en mayo tenía 224.000 seguidores y hoy 236.000. Con ellos comparte postales de lugares emblemáticos como el café Tortoni o tradiciones porteñas como el tranvía histórico.

@palermeando surgió cuando Patricio Gastón Godoy decidió invertir sus ahorros en un emprendimiento y resignó los viajes que tanto le gustaban. "Empecé a buscar lugares e historias para conocer en mi propio barrio y cuando Palermo me quedó chico, en todos los barrios", recuerda y calcula que durante la pandemia su número de seguidores creció un 25 %.

"También crecieron los Me gusta, los comentarios y los mensajes a las historias que publico porque para mí detrás de cada lugar hay una historia y eso es lo que quiero compartir", resume Godoy y admite que antes subía historias todos los días y ahora, con menores posibilidades de circulación, sus posteos han mermado.

Maxi Buono es fotógrafo profesional, especializado en arquitectura y comparte fotos desde la cuenta que lleva su nombre @maxibuono. Asegura que en su caso la suba en los seguidores fue de un 30 %. "Noté que hay más respuesta a las fotos que subo, están batiendo récords... para mí tener fotos con 3.000 likes era casi un sueño hace unos meses. La gente está más dispuesta a comentar, supongo que es porque tiene más tiempo también. Me aumentaron mucho las visualizaciones en los últimos meses", apunta.

Desde @caminantebsas, César Hernández refleja la ciudad desde una mirada distinta ya que nació en Venezuela pero vivió gran parte de su vida en Colombia. "No soy profesional, aprendí mirando tutoriales en Youtube y en estos tiempos de aislamiento trato de compartir imágenes de mis recorridas por la ciudad en bicicleta. Busco ese detalle que pueda sorprender a mis seguidores".

Durante el aislamiento Silvia Rodríguez festejó los 10.000 seguidores de su cuenta @BuenosAiresDescubriendote, que esta amante de los viajes descubrió cuando decidió hacer con la ciudad en la que vivía lo mismo que hacía con las que visitaba: buscar historias y curiosidades. "En este tiempo de cuarentena la gente dispone de más ratos libres y puede explorar más las redes para conocer lugares, enterarse de eventos, visitas virtuales", explica González que estudió Psicopedagogía y ejerció como docente de nivel inicial pero descubrió a instancias de sus hijas que la alentaron, las gratificaciones que le podía dar la fotografía.

"Desde el comienzo de la cuarentena no solo yo sumé más seguidores sino que cuentas de IG con las que diariamente estoy en contacto lograron sumar muchos más también. Hay una mayor 'conexión' o presencia en redes y crece el interés por descubrir Buenos Aires a través de IG e incluso hay gente que te pide más detalles por mensajes", analiza Gabriel González, un guía de turismo que comparte sus imágenes en @ojos_de_guia.

"Después de cada posteo de fotos, surgen los comentarios nostálgicos de la gente, sobre las ganas de volver a pasear, a visitar esos lugares, sea Puerto Madero o el Obelisco. Son las ganas de que esto termine. A uno también le pasa: posteás fotos que tenés pero te morís de ganas de volver a salir a fotear con amigos, como lo hacíamos antes", confiesa Camilo Toledo de @bsas_lovers. Algo parecido detectó Javier Berner García Daris, un especialista en marketing que recorre la ciudad desde su cuenta @likebuenosaires: "No solo sumé seguidores durante el aislamiento sino que noté del interés de la gente por pasear a través de las fotos y especialmente de los videos".

Algunos usan cámaras profesionales. Otros, el celular que llevan en el bolsillo. Postean fotos que tenían guardadas o las que registran en su barrio mientras van al supermercados. Pero tienen un objetivo en común: proponerles a los porteños un viaje virtual por la ciudad en la que viven y llevar el encanto de la Reina del Plata allí donde alguien quiera disfrutarlo.

(Télam)