buenos-aires

Proponen una reforma a la Ley de Protección de Datos Personales de la Ciudad

Por Agencia Télam

21-08-2020 06:45

Legisladores porteños del bloque Vamos Juntos (VJ) presentaron un proyecto de Ley que incorpora a la normativa vigente la definición de datos biométricos, al tiempo que incluye nuevas regulaciones sobre el uso de información personal de menores y la forma en que las personas prestan su consentimiento, entre otros puntos.

El proyecto de Ley "tiene como principal objetivo elevar los estándares y generar más herramientas para proteger los datos personales", dijo hoy a Télam la diputada Natalia Fidel (VJ), autora de la iniciativa.

Y agregó: "Atravesamos una época en que la privacidad corre riesgo por la utilización indebida de los datos (Â…). No podemos olvidar que cuando hablamos de datos y privacidad estamos hablando de la intimidad de las personas, que es un derecho humano fundamental".

Actualmente, en la Ciudad de Buenos Aires rige la Ley 1.845 de Protección de Datos Personales, que fue sancionada en 2005 y que, debido a los cambios tecnológicos de estos 15 años, quedó en parte "obsoleta", consideró la diputada.

Por eso, el proyecto plantea nuevos principios respecto a la "calidad de los datos", es decir su tratamiento lícito o ilícito, y sobre la forma en que las personas prestan "consentimiento" para su uso.

Sobre la calidad de datos, se incorpora el concepto de "licitud" a fin de impedir el uso o tratamiento indebido o ilegítimo de la información personal.

Respecto al consentimiento, se establece que éste debe prestarse "mediante un acto afirmativo claro que refleje una manifestación de voluntad libre, específica, informada e inequívoca".

La iniciativa, además, añade una "presunción a favor de las personas físicas" por la cual se considera que el consentimiento no fue prestado libremente si éste se exige para el cumplimiento de un contrato o la prestación de un servicio para el cual no era necesario.

Por otro lado, el proyecto incorpora reglamentación específica para el uso de información personal de niños, niñas y adolescentes.

En este sentido, establece en 16 años la edad de consentimiento para el uso de datos -en el caso de los menores, quien autoriza es un adulto a cargo-, e incorpora una "sanción muy fuerte para el tratamiento indebido de información personal de menores a los efectos de mercadotecnia o elaboración de perfiles de usuario o consumidor", explicó Fidel.

La iniciativa también suma las definiciones de datos biométricos e informatizados e incluye el "derecho al olvido".

Como "derecho al olvido", el proyecto entiende ese principio por el cual los responsables del uso de los datos "no pueden aferrarse indefinidamente" a ellos "si ya no son necesarios para los fines que fueron recogidos o si se ha revocado el consentimiento".

Por otro lado, define a los datos personales biométricos como aquellos "obtenidos a partir de un tratamiento técnico específico, relativos a las características físicas, fisiológicas o conductuales de una persona - como imágenes faciales o datos dactiloscópicos- que permitan o confirmen su identificación".

Los datos personales informatizados, mientras tanto, son aquellos "sometidos al tratamiento o procesamiento electrónico o automatizado".

(Télam)