audios

ENTREVISTA: La ministra Díaz considera “desafiante” poder “inaugurar dispositivos que atiendan a varones que ejercen violencia”

En nota con GLP, la titular de la cartera bonaerense de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, se refirió a la línea 'Hablemos' a un mes de su implementación en la Provincia. “Una mirada integral de la violencia es plantearnos también qué se hace con los agresores”, consideró. Escuchá el audio.

Por Redaccion GLP

15-09-2020 03:44

En diálogo con Grupo La Provincia, la ministra bonaerense de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, se refirió a la línea "Hablemos", de primera escucha y derivación para varones que ejercen violencia, a un mes de su implementación en la Provincia. “Una mirada integral de la violencia es plantearnos también qué se hace con los agresores”, consideró.

También se mostró sorprendida por el "interesante número de llamadas espontáneas" que se recibieron.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

¿Qué evaluación hace del primer informe de la línea "Hablemos", de escucha y derivación para varones que ejercen violencia?

La verdad es que estábamos muy expectantes porque trabajamos, pensamos, debatimos mucho para instalar esta primera línea, no hay muchos antecedentes, y es desafiante poder inaugurar dispositivos que trabajen y atiendan a varones que ejercen violencia.

Se presentó un informe cuantitativo y cualitativo del análisis de los datos de este primer mes de atención. Por supuesto que es un análisis muy incipiente porque es una política que estamos implementando hace muy poco tiempo.

Lo que vemos es que la línea fue bien receptada, se empezó a trabajar y a recibir llamadas desde el primer día que se puso en funcionamiento, lo cual muestra la necesidad de tener una línea de estas características.

Decidimos colocarla por el contexto de pandemia, porque muchos de los servicios presenciales no están funcionando, y una cantidad importante de operadores judiciales y áreas que atienden violencia en los distritos nos planteaban la necesidad de contar con alguna respuesta frente a qué hacer con los agresores.

Esta línea se inscribe en una mirada que plantea la integralidad del abordaje de las violencias por razones de género y eso tiene que ver con la prevención, la asistencia, la atención, la construcción de respuestas para la salida de las situaciones de violencia y la construcción de autonomía. Supone atender centralmente a quienes sufren la violencia, pero también plantearnos dispositivos que aborden qué se hace con los agresores.

Una política que no estaba desarrollada y que a la luz de cómo siguen padeciéndose femicidios, cómo se agravan en muchos sentidos, la velocidad con la que escala la violencia, y en muchos casos, la crueldad con la que esa violencia se manifiesta, cómo los violentos repiten esta violencia cuando forman nuevas parejas. Habla realmente de que no alcanzaba lo que se venía haciendo.

Podés ver:

WHATSAPP TIENE UNA FUNCIÓN CLAVE PARA CASOS DE EMERGENCIA

Por eso a nosotras como nuevo Ministerio, instituyendo muchas prácticas nuevas, nos parecía muy importante ir explorando estas líneas de trabajo. Estamos muy satisfechas con la respuesta y nos parece que se abre un camino de intervención muy interesante.

¿Hacia dónde se deriva al hombre que llama para pedir ayuda?

La línea tiene tres tipos de llamadas, por un lado llaman los servicios que atienden violencia en las áreas de género de los juzgados, para hacer consultas en relación a dónde hacer derivaciones, atender las situaciones y las medidas que se toman con los agresores.

Por otro lado llaman los propios agresores, en algún caso, derivados desde juzgados que les dan medidas cautelares y les dicen que tienen obligación de recibir atención psicológica, reeducativa, grupos de ayuda.

Y también aparecen las llamadas espontáneas que son en un número bastante interesante, pensamos que iban a haber menos, muchas veces son motivadas por la pareja o la ex pareja, o algún familiar que les recomienda consultar la línea por estar ejerciendo violencia.

Podés ver:

ENCUESTA DC CONSULTORA: ¿CÓMO AFECTÓ A LAS GESTIONES LA PANDEMIA DEL COVID 19?

Ahí hay un primer movimiento subjetivo, pero no es tan sencillo porque en general los agresores son muy negadores de que lo que ellos hacen está mal, por lo tanto la línea es de escucha y orientación, de acercamiento al tema pero es para trabajar después en derivaciones, porque hay que trabajar presencialmente.

Ahora tenemos las dificultades del contexto de pandemia, hay algunos grupos de ayuda mutua que atienden de forma remota a varones violentos y otros no.

Estamos trabajando como Ministerio también en una línea que presentamos hace un mes con el gobernador (Axel Kicillof), un programa que se llama Comunidades Sin Violencia, que apunta a fortalecer en los municipios distintas líneas de trabajo y una de ellas tiene que ver con dispositivos interdisciplinarios de atención a quienes sufren violencia, pero también que se trabaje con los agresores.

Podés ver:

MÉDICO ARGENTINO FUE APEDREADO Y RENUNCIÓ: “SENTÍ EL PESO DE ESTA MALDITA PANDEMIA”

El proceso que no es inmediato, lo estamos llevando adelante en el contexto de estas creando un Ministerio, en medio de la pandemia y además explorando nuevas herramientas de intervención.

Pero venimos muy satisfechas porque creemos que se está trabajando en líneas que nos van a dar muchas posibilidades de profundizar las respuestas en el camino de erradicar la violencia por razones de género