audios

ENTREVISTA: La diputada Lordén dice que “hay una combinación de incertidumbre generalizada” respecto al Covid

En este primer tramo de la entrevista con GLP, la legisladora provincial de Juntos por el Cambio y vicepresidenta de la UCR nacional, habló del aislamiento obligatorio, se refirió a un “cuello de botella” en el sistema de salud, y pidió el regreso a clases presenciales. Escuchá el audio.

Por Redaccion GLP

03-09-2020 06:28

En el primer tramo de una entrevista con Grupo La Provincia, la diputada bonaerense de Juntos por el Cambio y vicepresidenta de la UCR Nacional, Alejandra Lordén, se refirió al aislamiento obligatorio y habló de un “cuello de botella” en el sistema sanitario, un “hartazgo social”, y pidió atender “las enfermedades crónicas” que rodean al coronavirus. “Algo hay que empezar a protocolizar”, reclamó.

¿Qué opina de la nueva etapa del aislamiento obligatorio que se extiende hasta el 20 de septiembre?

Los contagios cada día alcanzan un nuevo récord y el número de fallecidos no retrocede. Lo que hasta hace una semana era un problema casi exclusivo del Amba y algunas ciudades puntuales del interior, hoy se extiende a todo el país.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

 

El avance del virus encuentra realidades distintas y falencias muy marcadas en cuanto a la capacidad de respuesta de un sistema de salud que está mejor en unas provincias que en otras.

Cada día pasa más por la responsabilidad individual, se convierte en lo más importante para mitigar el ascenso del contagio y la consecuente ocupación de camas de terapia. Me refiero al uso del barbijo, el distanciamiento social, de cuidar a la población más vulnerable, y, por supuesto, rastrear y aislar los casos positivos para separarlos de aquellos que hoy pueden salir a trabajar.

Llevamos seis meses de cuello de botella, y se advierte que uno de los más importantes es el de los recursos humanos en el sistema sanitario: médicos, enfermeros, auxiliares, personal de limpieza y administrativo están extenuados, con dificultades para ver a sus familias, otros con covid-19, otros recuperándose lentamente y no tienen tiempo para parar ni un minuto.

 

Por otro lado, a la sociedad se le hace muy difícil luego de tantos días de cumplir con el aislamiento estricto, y se ve que volver atrás con las flexibilizaciones es bastante difícil.

Además, hay una combinación de incertidumbre generalizada. Vi un tweet del ministro de Salud de la Nación diciendo que el 7 de julio empezaba la meseta, y estamos en septiembre y la meseta no llega.

Hay un hartazgo social que tiene que ver con una necesidad económica de salir a la calle, también de salud mental, y de cosas que creo que tenemos que empezar a convivir con este virus que vino para quedarse un tiempo más hasta que podamos tener la vacuna, que no va a ser antes de seis u ocho meses, y que mientras tanto nos obliga a buscar el equilibro en las medidas implementadas, a buscar protocolos, a repensar la educación, la escuela, la temporada de verano.

Hay que trabajar fuertemente viendo al coronavirus en el centro, pero sabiendo que alrededor están las enfermedades crónicas que la gente no está atendiendo, la salud mental, que también es muy importante, el tema económico y laboral, la educación.

Podés ver:

NIÑOS Y NIÑAS PUEDEN TENER ANTICUERPOS CONTRA EL CORONAVIRUS Y CURSAR LA ENFERMEDAD, SEGÚN ESTUDIO

Venimos diciendo que se tiene que pensar en cómo volverán a las aulas, por lo menos aquellos que no tienen conectividad, que están complicados porque no tienen una computadora o son muchos con un solo teléfono, y porque ya se ha visto que hay más de un millón de alumnos que están totalmente desconectados de la educación este año, con lo que eso implica.

En ese sentido, ¿no cree que haber declarado servicios públicos a los celulares e internet sirva para mitigar el impacto de la no asistencia presencial a las aulas?

Vamos a ver los resultados. Yo veo que se habló y se escribió sobre el decreto, referentes del oficialismo y la oposición dejaron sus impresiones, pero se escuchó muy poco a quienes prestan los servicios. Las pymes del sector de internet manifestaron que más de 1200 empresas ingresan en una zona de riesgo de subsistencia luego de la entrada en vigor del DNU.

Si estas pymes empiezan a ofrecer menos calidad de servicio o a retirarse, tendríamos que haber tenido la discusión antes del DNU también con los que prestan servicios.

Estoy de acuerdo con cuidar a los consumidores, con extender y mejorar los servicios, pero poniéndoles una soga al cuello a miles de empresas y a los trabajadores que se desempeñan en ellas, lo veo complicado.

Podés ver:

RIAL VS. CASERO: “VOLVIÓ CHA CHA CHA EN SU VERSIÓN GOLPISTA”

Un Estado inteligente y previsor es el que estimula inversiones en todo el sector y abre, por ejemplo, líneas blandas de crédito para el sector pymes. No el que sorprende y de manera inconsulta cambia las reglas del juego, porque justamente en este país los que se marchan y que no apuestan son los que dicen que todo el tiempo la Argentina les está cambiando las reglas del juego.

Estoy a favor de los consumidores, pero no sea cosa que esto salga al revés y esta medida nos termine dejando servicios de peor calidad.

De todas formas, su postura es crear protocolos para el regreso a clases presenciales, al menos para ciertos sectores…

Las posibilidades son muchas, por eso desde el inicio, esta pandemia obliga a la oposición y el oficialismo a trabajar en conjunto, y esto es lo que el oficialismo muchas veces no acepta.

Tiene que haber una manera; combinando días y horarios, con distanciamiento, empezando por los chicos que no están escolarizados y están alejados del sistema educativo, por los más vulnerables, los que no tienen internet y una computadora, los vamos a buscar, después vamos por aquellos que sí tienen. Algo hay que empezar a protocolizar.

Podés ver:

PARA MORIR DE RISA: ¿LA APERTURA QUE TODOS ESPERABAN?

Como hay que pensar en la temporada de verano, no sólo por la necesidad de descanso que tienen algunos, sino también por los más de 6 mil hoteleros de la costa bonaerense y los más de 750 mil de puestos de trabajo que se dan en el verano.

Si estas cosas las empezamos a trabajar con tiempo, con apoyo del oficialismo y la oposición, con la sociedad científica, las universidades, las ONG, sería mejor. Porque vamos hacia una sociedad que tiene para un tiempo largo la pandemia y que va a tener que protocolizar todo, salvo que sigamos con la cuarentena eterna hasta septiembre del año que viene, y yo creo que va a ser de gusto imponerla porque nadie la va a acatar como vemos hoy, que a la gente le cuesta más obedecer el aislamiento obligatorio