audios

ENTREVISTA GLP: Desde la subsecretaría de Diversidad señalan a “la población trans en una emergencia casi inmediata”

En diálogo con Grupo La Provincia, la subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, Alba Rueda, se refirió al impacto que tuvo en las personas con diversidad sexual la profundización de las desigualdades producto de la pandemia. Escuchá el audio.

Por Redaccion GLP

11-11-2020 07:12

En entrevista con Grupo La Provincia, la subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad, Alba Rueda, se refirió al impacto que tuvo en las personas con diversidad sexual la profundización de las desigualdades producto de la pandemia.

"Apenas se anunció la ASPO surgieron organizaciones y personas trans que pedían comida, porque realmente no tenían cubierto el alimento", afirmó.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

La pandemia profundizó todas las desigualdades preexistentes en nuestro país, ¿cómo impactó en las personas con diversidad sexual?

Para las personas travestis y trans particularmente, estos largos meses de pandemia han dejado en evidencia profundas situaciones de desigualdad estructural.

Puntualmente, se ha visto en dos aspectos muy claros, y quisiera agregar un tercero, que hace a las cuestiones más fundamentales de la identidad, sobre todo para niñes y adolescentes, y tiene que ver con que principalmente muches niñes y adolescentes LGTB se encontraron cumpliendo el aislamiento social con su familia de origen.

Recordemos que, lamentablemente, para muchas familias cuesta profundamente acompañar la diversidad de género de niñes, y un dato social muy doloroso es que para muchas personas LGTB, sus familias de origen son espacios de violencia física y simbólica disciplinante, de lo que son, no solamente las cuestiones vinculadas a la identidad, sino también a la orientación sexual.

Entonces en estos meses, para cumplir con el ASPO, algunas de las personas se han visto en hogares que no respetan los derechos fundamentales y esto aún cuando no se constituyan como denuncias, como en ejercicio de un proceso judicial o administrativo, son situaciones socializadas desde nuestra comunidad apenas crecemos, y creo que una de las líneas más fundamentales y de alerta temprana, tiene que ver con las situaciones de violencia hacia niñes.

Por otro lado, los otros dos aspectos que quedan registrados como reclamo, demandan un señalamiento absolutamente necesario por parte de las organizaciones sociales, y es que el aislamiento social de alguna manera dificultó los modos de subsistencia de la población trans, principalmente basados en una economía de subsistencia diaria, como es en el caso de la prostitución callejera, y esto dejó en evidencia que es una economía profundamente frágil y cotidiana, porque apenas se anunció la ASPO surgieron organizaciones y personas trans que pedían comida, porque realmente no tenían cubierto el alimento.

Podés ver:

DESARROLLAN UN SPRAY PARA REPELER EL CORONAVIRUS DE OBJETOS Y LA ROPA

Además en nuestro país históricamente no incorporaron perspectiva de género dentro de las políticas alimentarias, entonces plantear cubrir a la población trans en las mismas, muchas veces fue un ejercicio de iniciar el diálogo para que se la reconociera como una población de emergencia, de pobreza estructural y que el alimento era absolutamente imprescindible.

Las representaciones de la pobreza en las políticas alimentarias han sido uno de los primeros enfoques que trabajamos desde la ASPO. Implicó e implica tener una perspectiva de género frente a las desigualdades estructurales y de los sectores más empobrecidos, que no solamente son las mujeres, sino también las personas LGTB, remarcando la población trans en una emergencia casi inmediata.

La violencia estructural también tiene que ver con situaciones de abuso policial en distintas provincias, vinculadas a las amenazas de desalojo dentro de sus hogares, dentro de los hoteles familiares o en los centros urbanos donde viven las personas trans, bajo esta situación de que si no tenían plata las sacaban a la calle, incumpliendo incluso con un decreto presidencial que impedía los desalojos en el contexto de pandemia. Esa es otra de las variables.

Así se dieron varias de las situaciones estructurales, que pusieron en evidencia una deuda histórica que tiene el Estado y que empezamos a dimensionar a partir del impacto de la pandemia en nuestro país