argentina

Sáenz: “Vamos a garantizar la seguridad alimentaria de familias en condiciones de vulnerabilidad

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, aseguró hoy que se garantizará la seguridad alimentaria de las familias salteñas en condiciones de vulnerabilidad social, al firmar un nuevo convenio con el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, para la entrega de módulos en lugares donde no se puede operar con la tarjeta Alimentar, tras la muerte de tres niños por desnutrición y deshidratación de comunidades originarias del norte provincial.

Por Agencia Télam

15-01-2020 05:30

“Con el ministro de Desarrollo Social de la Nación firmamos un segundo convenio para garantizar que el Plan Alimentario llegue, a través de módulos, a las comunidades en donde no hay posibilidades de operar con tarjeta”, publicó Sáenz, a través de su cuenta oficial de la red social Twitter.

El mandatario explicó que el objetivo de este convenio, que se suma al firmado con Arroyo en la noche del domingo pasado, en Salta, para la adhesión de la provincia al Plan Alimentar, es “garantizar la seguridad alimentaria de las familias salteñas en condiciones de vulnerabilidad social”.

El gobernador, que anticipó que sigue junto a su gabinete “trabajando sin descanso para mejorar la calidad de vida de los salteños”, firmó este acuerdo en la Ciudad de Buenos Aires, acompañado por la ministra de Desarrollo Social de Salta, Verónica Figueroa.

A partir de este acuerdo, la Nación financiará la entrega mensual de 40.000 módulos alimentarios para familias en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica, durante cuatro meses.

Los módulos serán un complemento de la Tarjeta Alimentar, cuya implementación en Salta firmaron Arroyo y Sáenz luego de recorrer parajes de Santa Victoria Este, del norte salteño, al conocerse la muerte de tres niños de comunidades originarias por desnutrición y deshidratación.

El nuevo convenio busca alcanzar a aquellas personas que no tienen acceso a una tarjeta o a su tecnología, y establece el financiamiento para la compra de 160.000 módulos alimentarios que serán repartidos durante cuatro meses.

El gobierno de Salta, por su parte, pondrá a disposición los dispositivos para la logística de la entrega, que incluye las tareas administrativas correspondientes, el mantenimiento de los vehículos y el combustible, el embalaje y personal para el armado de módulos.

Figueroa explicó que serán “módulos asistidos”, es decir que “no será la mera entrega de los alimentos, sino que habrá un acompañamiento con equipos técnicos y se complementarán con actividades de promoción del buen uso”.

Las prestaciones previstas son para familias con niños de hasta 6 años, embarazadas y personas con discapacidad sin límites de edad.

Para alcanzar a todos aquellos que lo necesiten se realizarán nuevos relevamientos y captaciones sin limitarse solo a comunidades originarias sino también a familias criollas en situación de vulnerabilidad.

Los equipos que acompañarán esta entrega serán tanto los agentes territoriales del Programa Alimentario Focalizado para Pueblos Originarios, como agentes locales de Centros de Primera Infancia y personal de Atención Primaria de la Salud.

Este plan de emergencia se suma a la distribución de la tarjeta Alimentar en la provincia, que entrará en vigencia en febrero y consistirá en alrededor de 65 mil tarjetas, que representan 330 millones de pesos que ayudarán a dinamizar la economía provincial. (Télam)