argentina

Presti defiende el uso de pistolas Taser en subterráneos por tratarse de armas no letales

Por Agencia Télam

16-01-2019 01:00

El presidente de la Comisión de Justicia de la Legislatura porteña, Daniel Presti, defendió hoy la iniciativa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires para el uso de las pistolas Taser en el servicio de subterráneos porque se trata de "cuidar la vida no solamente de la victima sino además del victimario con armas no letales".

"Esto hay que tomarlo dentro del marco de un plan integral para la seguridad de Buenos Aires, es un tema que los veníamos trabajando hace un par de años", declaró el legislador de la coalición oficialista Vamos Juntos a periodistas en la Legislatura.

Se trata de una cuestión que la Justicia "ya ha resuelto, así que lo tomo como un hecho más del plan integral de seguridad pública" en Buenos Aires, agregó.

Opinó además que en materia de seguridad "lo ideal y siempre, es trabajar fuerte en la prevención y en ese sentido que no se llegue a la comisión de un delito".

"Ahora, lamentablemente, producido o desarrollándose un delito lo que corresponde a la fuerza de seguridad es inmediatamente intervenir para cesar las consecuencias de ese delito", apuntó Presti.

Las pistolas Taser, a cuyo uso se oponen organismos defensores de los derechos humanos y fuerzas políticas de la oposición, sirven para "cuidar la vida, no solamente de la victima sino además del victimario" dado que se trata de armas que no son letales, puntualizó.

Con el fin de reducir los delitos en las seis líneas de subterráneos de Buenos Aires, el gobierno de la ciudad anunció que a partir de marzo próximo la policía comenzará a usar las pistolas Taser, además de un sistema de reconocimiento facial de pasajeros y transeúntes.

En los subtes porteños hay actualmente instaladas 1.510 cámaras de alta definición controladas permanentemente desde un centro instalado en el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño y también desde el pasillo de combinaciones de las estaciones Independencia (Líneas C y E), entre otras medidas para combatir la delincuencia. (Télam)