argentina

EL PAL-V LIBERTY YA ESTÁ REGISTRADO COMO UN AUTO EN EUROPA

El auto volante con capacidad para dos personas tiene 230 hp y un motor de cuatro cilindros.

Por Redaccion GLP

02-11-2020 12:57

El auto volador construido en los Países Bajos PAL-V Liberty ha sido autorizado por el regulador de vehículos de motor de Europa, que dio a sus creadores permiso para registrar la máquina como un coche.

Se informa que PAL-V cuenta con al menos 80 pedidos anticipados de Liberty. Los fabricantes esperan que pueda ser vendido como una aeronave para el 2022, comunicó The Times.

"Hemos cooperado con las autoridades viales durante muchos años para alcanzar este hito. La emoción en el equipo es enorme. Fue muy difícil hacer que un 'avión plegable' pasara todas las pruebas de admisión en carretera", declaró Mike Stekelenburg, director técnico de la empresa que fabrica Liberty.

El prototipo voló por primera vez en 2012 y la versión final, que se espera que se construya en la India, costará alrededor de 350.000 dólares.

AirCar, el nuevo auto volador de Klein Vision

Los futuros propietarios tendrán que obtener tanto un permiso de conducir como un permiso de piloto.El auto volante con capacidad para dos personas tiene 230 hp y un motor de cuatro cilindros. Alcanza una velocidad de 175 kilómetros por hora en el aire y 160 kilómetros por hora en la tierra.

Puede convertirse de un coche de tres ruedas en un helicóptero en solo 10 minutos. La empresa ha diseñado el coche de manera que las palas se plieguen y se junten como las alas de un murciélago en la parte superior cuando se pulsa un botón.

El Liberty está hecho de fibra de carbono, titanio y aluminio. Pesa 3.300 kilos, requiere una pista de 165 metros para el despegue y solo 30 metros para el descenso.

El tanque de gas de 100 litros proporciona un rango de vuelo de entre 400 y 500 kilómetros a una altitud de hasta 3,5 kilómetros. En la carretera, puede recorrer hasta 1.200 kilómetros.La nave está equipada con un sistema de manejo similar al de una motocicleta, que se basa en que el conductor incline el vehículo con una palanca de control tanto en el suelo como en el aire.

Una vez construido, el vehículo tendrá que completar por lo menos 150 horas de vuelo, y someterse a extensas pruebas para recibir su certificación de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) con sede en Colonia.