argentina

Confirman la pena de prisión perpetua para un cartonero por el femicidio de su pareja embarazada

Por Agencia Télam

21-08-2020 05:45

La Cámara de Casación confirmó la condena a prisión de perpetua para un cartonero por haber asesinado a cuchillazos a su pareja embarazada y madre de sus dos hijos durante una discusión que mantuvieron en la estación de trenes del barrio porteño de Villa Urquiza, en febrero de 2016, informaron hoy fuentes judiciales.

La decisión fue tomada por la Sala III de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, que confirmó dicha sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 16, que el 6 de diciembre de 2016 halló a Cristian Matías Guzmán (29) responsable de "homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y aborto" en perjuicio de Rocío Falcón (20).

Según el sitio institucional fiscales.gob.ar, la defensa de Guzmán presentó el recurso ante Casación al cuestionar la figura de “la relación de pareja" y que se le haya imputado el aborto, ya que alegaron que el condenado desconocía el embarazo.

En el fallo del Tribunal de alzada, el juez Alberto Huarte Petite señaló que “no hay margen de duda alguna que el acusado Guzmán y la víctima mantuvieron una relación de pareja (Â…) aunque con interrupciones y en distintas residencias, durante aproximadamente seis años, relación afectiva que (aun cuando ello no hubiese sido relevante para tenerla por cierta dadas las circunstancias del caso), tuvo como fruto (sea esto dicho de paso), el nacimiento de dos hijos y la espera de un tercero”,

Respecto a la cuestión del aborto, Huarte Petite, en un voto al que adhirió el camarista Pablo Jantus, argumentó que “la defensa no ha explicado cómo le debería restar validez a los testimonios brindados por los vecinos y por la familia de la víctima, que además convivió por un tiempo con el propio Guzmán y que, con arreglo a la información que pudieron adquirir durante dicha convivencia, fueron unívocos al referirse a que el imputado estaba al tanto del embarazo”.

Durante el juicio se acreditó que Cristian y Rocío estaban en pareja desde hacía cinco años y vivían en la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz con sus hijos, alternando entre la casa de los padres de ambos.

El 9 de febrero de 2016 tomaron el tren hacia la Ciudad de Buenos Aires junto a una hermana de Rocío de 9 años para recolectar cartones y otros materiales para reciclar.

Cerca de las 18, los tres estaban en las calles Aizpurúa y Nahuel Huapi de Villa Urquiza y mientras caminaban, se generó una discusión por una valija de ropa que habían encontrado.

Durante la pelea, Guzmán golpeó a su pareja en la boca y cuando cayó al suelo, la apuñaló en el abdomen y en el pecho.

Como el agresor tiró el cuchillo, la víctima aprovechó para acercarse a pedir ayuda a un auto donde justamente había dos médicos que la auxiliaron, pero murió por las hemorragias internas producto de los cuchillazos.

La autopsia estableció que estaba embarazada de nueve semanas y que el hijo que esperaba era de Guzmán, pese a que el imputado decía que peleaban porque creía que el bebé no era de él. (Télam)