argentina

Carlos Leyba, sobre el gobierno de Fernández: Es una administración política carente de proactividad

Por Agencia Noticias Argentina

02-11-2020 03:30

El profesor de Economía Política y subsecretario de programación y coordinación durante la tercera presidencia de Perón, Carlos Leyba, consideró hoy que el Gobierno "carece de proactividad", y destacó la necesidad de entablar un gran acuerdo económico, político y social entre todos los sectores del país. En diálogo con NA, Leyba aseguró que el gobierno de Alberto Fernández "no recibió flores" de la gestión anterior, pero también cometió errores en el manejo del dólar. El economista, quien tuvo a su cargo el Plan Trienal de Reconstrucción y Liberación Nacional, explicó que en la Argentina "no se discute desde la adultez", sino "desde el corto plazo" y, por eso, "el disenso y la deslegitimación del otro es la moneda corriente". "Es una administración política carente de proactividad, tanto en el tema de la pandemia como en el de la falta de dólares", indicó el autor de "Economía y Política en el tercer gobierno de Perón". A continuación, los principales pasajes del diálogo con NA. - ¿Cómo ve al Gobierno frente a la falta de dólares? - El Gobierno no recibió flores, pero hubo cosas que no se hicieron bien. No se crearon depósitos previos de importación para disuadir las importaciones especulativas. Hoy todos sabemos que con el tipo de cambio actual mucha gente adelantó importaciones para utilizar eso como reserva de valor. - ¿Y por qué no se hizo? - Esto le fue propuesto hace meses a las autoridades del Banco Central y a los funcionarios del Gobierno. No lo aplicaron

Siguieron entregando dólares de una manera irracional. El problema es la incapacidad proactiva. Es una administración política carente de proactividad, tanto en el tema de la pandemia como en el de la falta de dólares. Hoy estamos contra la pared y no estábamos así hace cinco meses, pero quien prevé a largo plazo tiene que ser consciente de que eso puede ocurrir y tiene que tomar las medidas precautorias adecuadas

- Usted dice que el problema era conocido... - Sí, el Gobierno anterior elevó el cepo, ¿por qué? porque había un problema objetivo de falta de dólares y no había oferta suficiente. Ya tenían un problema. Tenían que perfeccionar los métodos. En lugar de eso, hicieron una maraña insólita para regular el cepo cuando tuvieron que haberlo hecho simple y decir "no se venden más dólares para ahorro". Es una desgracia, absolutamente, pero mucho mejor que rifar la cantidad de dólares que rifaron. - Ahora se emite deuda ajustada por el dólar. ¿Cómo ve eso? - Es una mejor alternativa. Lo que no podés hacer es decir "vos podés comprar y vos no". Hay millones de alternativas mejores que rifar reservas. Está claro que en una economía capitalista lo normal es tener un solo tipo de cambio libre, pero la Argentina no puede tener ni un solo tipo de cambio, ni puede ser libre. - Para eso se habla de un acuerdo social - Argentina tiene 400 mil millones de dólares fuera del circuito financiero como consecuencia de que el país tiene una enorme falta de confianza tanto en el poder político como en la continuidad de las políticas. Por eso, lo esencial es que el Estado tenga una dirección ejecutiva que controle a todos sus miembros. Es claro, el Estado tiene un problema y ese problema lo tiene que solucionar Fernández. Tendrá su costo político, no lo dudo, pero no está peleando contra una mayoría, sino contra minorías activas que están en el Gobierno de coladas

- ¿Ve factible el acuerdo cuando hay tantas diferencias? - En Argentina hay enemistad política. Claramente no pensamos lo mismo y no queremos lo mismo, pero no podemos deslegitimar al tipo que no está en el Gobierno. Eso lo hizo Macri, lo hizo Cristina, Néstor. No es correcto. Los otros son parte del conjunto. Por eso se llaman partidos: son una parte. No es nuevo decir que tiene que haber acuerdos. Puede haber diferencias acerca del pasado, pero ¿quién puede estar en contra de que la Argentina necesita establecer una nueva vía ferroviaria para bajar el costo de transporte? ¿qué partido político puede decir que no? Eso es una gran decisión de verdad que puede dar el marco para el largo plazo. Hay que empezar a ponerse de acuerdo en el futuro. - Usted participó de la elaboración del Plan Gelbard del ‘73. - Bueno, ahí, los consejos nacionales de desarrollo estaban integrados por profesionales de todas las corrientes ideológicas que se pueda imaginar. Había liberales y comunistas y aún así se conseguían consensos. Se llama madurez. En Argentina, como no se discute desde la adultez, desde el corto plazo, el disenso y la deslegitimación del otro es la moneda corriente. ¿La consecuencia cúal es? Que no hay ningún proyecto, ningún rumbo elegido

- Sin ese acuerdo, ¿la economía argentina puede empezar a crecer pronto como dicen funcionarios del Gobierno? - Es ridículo pensar que puede haber una solución de corto plazo si no hay un acuerdo de largo plazo. No existe eso porque el menú de opciones no es igual: no es lo mismo lo que hacés en la coyuntura, en el corto plazo, para tener un país industrial a lo que hacés para ser un país exportador primario, como el de Néstor Kirchner, que multiplicó las exportaciones de soja por dos

- ¿Conoce a Guzmán? - Lo vi una vez en el Senado. Fue presentado como el discípulo de Stiglitz y habló de un tema de la deuda externa. No me impresionó demasiado. Es una persona agradable, pero no creo que tenga una visión muy importante de la política económica. Además, creo que no se puede hacer política económica sin haber conversado con los grandes actores de la economía. Es muy difícil que alguien pueda entender cómo funciona el sistema económico de la Argentina si no conoce a gran parte de los actores

BAC/MG/OM NA