agropecuario

La Bolsa de Rosario estima en U$S 230 millones las pérdidas de ingresos por las inundaciones

Por Agencia Télam

18-01-2019 08:00

Los productores agropecuarios del norte santafesino afectados por los excesos hídricos ocurridos desde diciembre podrían perder ingresos brutos por 230,7 millones de dólares, estimó hoy la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Un informe preliminar de la BCR pronosticó que por área no cosechable, la imposibilidad de futuras siembras de ciertos cultivos y la caída de rindes por las inundaciones, los productores de cuatro departamentos de Santa Fe afrontarán pérdidas por más de 200 millones de dólares.

Se trata de productores agropecuarios de los departamentos 9 de Julio, Vera, General Obligado y San Javier, los más afectados por las inundaciones que sufre el norte provincial.

La evaluación realizada por los expertos no contempla “las erogaciones adicionales que deberán ejecutarse para efectivizar la resiembra de algunos cultivos” ni “las seguras pérdidas por calidad que se presentarán al entregar la mercadería”, señaló el informe.

La Bolsa rosarina tomó para el análisis de la situación los cultivos de maíz, soja –tanto de primera como de segunda-, girasol, algodón y sorgo para la campaña 2018/19.

Para el caso del maíz, el informe estima que las pérdidas de ingresos podrían llegar a U$S 104,4 millones.

“Nuestras estimaciones –conforme opiniones calificadas de ingenieros de la zona- es que el 70 por ciento de esa área no será sembrada con maíz, lo cual implicaría una pérdida de ingresos brutos para el sector productor de aproximadamente 87,7 millones de U$S”, precisa.

Además, se perdería el 20 por ciento de las 68 mil hectáreas sembradas en la zona hasta el 10 de enero, lo que “a un rinde promedio de 58 quintales por hectárea generaría una pérdida de ingresos para el sector productor de 11,3 millones de U$S”.

Las soja de primera, en tanto, produciría por las condiciones climáticas adversas un quebranto equivalentes a U$S 52,3 millones por la pérdida de “cerca de 219.000 toneladas” sembradas entre el 6 de diciembre y el 10 de enero pasados.

En el caso de la soja de segunda, el informe de la BCR realiza una “estimación de pérdidas en el norte santafesino de U$S 47,7 millones”, como consecuencia de una cosecha de 200 mil toneladas menos que las previstas antes del fenómeno hídrico.

El girasol privaría a los productores de la zona de ingresos brutos estimados en U$S 17,4 millones.

“Estimamos una pérdida de rindes promedio de 5 quintales por hectárea. Si no hubiera sucedido este evento, la zona podría haber registrado una producción total de 234 mil toneladas de girasol a lo largo de toda la campaña”, detalló el trabajo.

Agregó que “de acuerdo a nuestras estimaciones, el final de la campaña encontraría a esta área geográfica con 155 mil toneladas”, 79 mil menos que las previstas.

La Bolsa de Rosario evaluó finalmente que las pérdidas de ingresos para el cultivo de algodón rondará de acuerdo a los datos preliminares los U$S 5,9 millones, a lo que hay que sumar otros 3 millones del sorgo por la merma de 28 mil toneladas como consecuencia de la caída del rinde. (Télam)