El ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez, aseguró que "la innovación científico-tecnológica es fundamental para el crecimiento de la producción agropecuaria y de alimentos".

"La provincia de Buenos Aires tiene una gran capacidad técnica para generar innovaciones científico-tecnológicas que permitan mejorar la productividad, hacerlo de manera sustentable y avanzar en la industrialización de la producción primaria, y junto a eso hoy existe una clara decisión política del gobernador Axel Kicillof de volcar recursos para que esto sea posible. Desde que asumimos, el impulso a la innovación tecnológica viene siendo uno de nuestros pilares", dijo Rodríguez al participar de la jornada por el 99° aniversario de la Chacra Experimental Integrada Barrow (MDA-INTA), en Tres Arroyos.

"Hoy en día contamos con un sistema de 15 Chacras y Estaciones Experimentales que trabajan de manera mancomunada entre ellas y con otras instituciones con el objetivo de potenciar la producción en toda la Provincia, acompañando a los y las productoras de cada región, siempre teniendo en cuenta la especificidad de las mismas. LaChacra de Barrow es sin dudas un centro científico de referencia a nivel regional y provincial; en los dos últimos años registró dos nuevas variedades de trigo y estamos en camino de registrar una tercera", precisó el funcionario.

 

La CEI Barrow, ubicada a 12 kilómetros de la ciudad de Tres Arroyos, posee una superficie de 427,5 hectáreas y un campo anexo en cercanías de Claromecó, con otras 295 hectáreas y su área de influencia abarca a otros partidos como San Cayetano, Gonzales Chaves y Coronel Dorrego.

Con el objetivo de fortalecer la inversión en innovación tecnológica y desarrollo científico, además de los recursos habituales, el Ministerio bonaerense otorgó a la CEI Barrow un primer subsidio por $5.498.914 para reparar las instalaciones, adquirir equipamiento de laboratorio de calidad y realizar tareas de mantenimiento edilicio. 

También se realizó un segundo desembolso por un total de $18.007.215 para financiar nuevas actividades productivas, adquirir un tractor y más tecnología, y realizar otras reparaciones y mejoras edilicias y habitacionales.

"Desde el inicio de nuestra gestión planteamos la necesidad de poner la innovación tecnológica y la investigación al servicio de la producción, por eso decidimos fortalecer a nuestras Chacras Experimentales, invirtiendo en ellas y dándoles el rol que creemos deben tener como referentes en cada región", señaló el titular de la cartera agraria.

La estación experimental de Barrow trabaja sobre un modelo productivo de sistema mixto integrado, donde la agricultura y la ganadería se complementan en el uso de los recursos. Además, también funciona un módulo de 10 hectáreas dentro de un lote de producción donde se lleva adelante un manejo de cultivos extensivos que tiene como ejes centrales los principios de la agroecología.

Una de estas líneas de trabajo de esta chacra tiene que ver con el mejoramiento genético de cereales como el trigo pan, trigo candeal y avena, con el objeto de obtener nuevas variedades de mejor comportamiento frente a adversidades, mayor rendimiento y calidad para diferentes usos.

(Télam)