La Federación Económica de la provincia de Mendoza y sus cámaras asociadas manifestaron hoy su preocupación por la caída en el precio del durazno de industria y reclamaron la eliminación de la retención de 4 pesos por dólar para las exportaciones.

“Precios para el durazno en el orden de los $ 6 a $ 7 que es el mismo valor que se pagó tres años atrás, significaría el certificado de defunción para muchas hectáreas", advirtieron en un comunicado en el que aseguran que la situación de la producción frutícola en Mendoza "es realmente difícil".

“Sólo una industria está dando como base de precio para un kilo de durazno un valor de $ 9 para el de primera calidad, con lo que finalmente el productor recibirá un precio menor de acuerdo a un promedio de su calidad”, destacaron.

El precio de $ 9 equivale "a US$ 0,23, suma que permite el sector industrial competir a nivel internacional", pero "hay que recordar que el sector industrial al exportar tiene una retención de $ 4 por dólar, reclamo que también han efectuado FEM y productores, por lo que ésto debe ser eliminado”.

La federación empresarial mendocina subrayó que el "pronóstico de cosecha" para este año "es un 37% menor que el de 2018" y ronda en unas 127.421 toneladas "que posiblemente sólo lleguen a 100.000, pues lo que se aprecia a medida que avanza la cosecha es que el volumen es aún menor a lo pronosticado”.

Además, señaló que “el aumento de los costos para el productor (energía, mano de obra, fertilizantes, agroquímicos, impuestos) han tenido una magnitud que no se corresponde con el  aumento del valor de su producto".

"Esto genera pérdida de rentabilidad, nula inversión y que se dejen de practicar las labores culturales, con lo que finalmente se termina abandonando la producción”, subrayó.

“Es cierto que la devaluación influyó en la competitividad, pero la realidad es que ésta ha sido consumida en gran parte por la inflación”, indicaron.

Si bien admitieron que la posición para colocar una lata de durazno en almíbar en el exterior es mejor que años atrás, “es importante que parte de esta mejora llegue al productor para que no se pierda más producción”, puntualizó. (Télam)