Los productores de trigo del centro y el norte de la provincia de Santa Fe expresaron su preocupación por los posibles rendimientos de los cultivares debido a las condiciones ambientales "muy variables" y dudan si se repetirá lo producido en la campaña anterior.

En su informe semanal, el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe indicaron que la amplitud térmica, algunas heladas localizadas y jornadas muy ventosas y secas afectaron los trigales en los días en que atravesaron las etapas de floración y reproducción.

"Estas situaciones conformaron escenarios desfavorables, que revirtieron los estados de los cultivares y generaron inquietudes en el sector, ante los futuros pronósticos meteorológicos", añade el trabajo.

Los productores manifestaron sus dudas acerca de "si los rendimientos promedio que se obtendrán a nivel predial, zonal, departamental y en toda el área de estudio serán similares o menores a los logrados en la campaña anterior".

En los departamentos del centro y del norte del distrito los productores implantaron unas 376.000 hectáreas con trigo.

En cuanto a los sembrados de girasol, que abarcan 103.500 hectáreas, hasta el momento "presentaron estados fenológicos muy buenos, con un normal desarrollo vegetativo", con lo cual se deduce que se eligió un momento oportuno para la siembra, ya que "capitalizaron toda la humedad disponible".

Click to enlarge
A fallback.

Por otra parte, respecto de las 88.800 hectáreas implantadas con maíz temprano, el informe destaca que los primeros lotes continuaron su crecimiento y desarrollo con normalidad, pero en los sembrados en segunda instancia "se observaron algunos indicadores de déficit hídrico". (Télam)