DVA Argentina, filial de la empresa multinacional de origen alemán DVA Group, invirtió en el país más de $1.500 millones en los últimos meses e inauguró hoy su oficina en San Isidro para comercializar sus productos de protección de cultivos, salud y nutrición en el mercado local y regional.

"Iniciamos un proceso sólido de unificación de negocios y creación de identidad local que nos permitirá llevar a nuestros clientes y a todo el mercado una manera nueva de vincularnos, ofreciendo soluciones, productos y servicios con la prestigiosa calidad alemana, la calidez argentina y el respaldo de un grupo internacional multicultural consolidado de más de 50 años de vigencia", afirmó Dardo Lizárraga, gerente general de DVA Argentina.

DVA es una compañía química global que desarrolla soluciones inteligentes para mercados e industrias complejas, que ayudan a mejorar los rendimientos, la eficiencia y la calidad, con el objetivo de formar un futuro mejor y sostenible.

"Estamos convencidos que con nuestro know-how podemos desempeñar muy eficientemente las tareas locales, regionales y globales con éxito de manera sostenible" aseguró Matthias Damm, CEO de DVA Group.

En la planta de la empresa ubicada en Pilar, que opera hace un año, se elaboran productos para el campo y la protección de cultivos, como micro-emulsiones y formulaciones libres de solventes aromáticos, coadyuvantes y fertilizantes foliares, tanto para el mercado nacional como de exportación.

"Esto nos permite asegurar que la innovación y la sostenibilidad son, y siguen siendo las piedras angulares de nuestras acciones", concluyó Lizárraga. (Télam)