Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con José Luis Salomón.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

José Luis Salomón, intendente de Saladillo

Me gustaría alguna consideración sobre esta nueva conformación del Gabinete provincial de Axel Kicillof.

Siempre el nuevo Gabinete genera una esperanza y la verdad que para nosotros como intendentes lo mejor que nos puede pasar es que realmente sea positiva esa esperanza, que dé resultados positivos.

El otro día alguien me preguntaba si esta situación nacional nos complicaba cuando la semana pasada había mucha incertidumbre. Digo, sí, por supuesto, ningún intendente puede creer que de una situación que se complica a nivel nacional o provincial nosotros podemos salir como una isla absolutamente airosos, sin ningún tipo de inconveniente.

Ningún intendente puede creer que de una situación que se complica a nivel nacional o provincial podemos salir como una isla, absolutamente airosos.

No, todo lo contrario, hay que esperar que cualquier reformulación de un equipo nacional y provincial que pueda, en este caso, generarse por el Presidente o el Gobernador, sea positiva y eso es justamente lo que esperamos.

La inclusión de Insaurralde y Nardini, ¿genera una nueva esperanza hacia sus pares, los jefes comunales de la provincia de Buenos Aires? ¿Tendrán otro contacto desde la jefatura de Gabinete? Por ejemplo, con la llegada de Martín Insaurralde.

En el caso de ellos en particular, tanto Nardini como Insaurralde son intendentes. Hasta ayer eran intendentes, o hasta ayer a la mañana, ayer a la tarde se han transformado en ministros.

Eso es bueno desde el punto de vista de entender la lógica de los municipios, de entenderla un poco más de cerca, no quiere decir que los otros no lo hayan entendido pero eso ayuda a interpretar más el reclamo, el pedido, el mensaje de un intendente.

Cuando uno atraviesa el territorio municipal, yo creo que se genera una lógica de la gestión pública como en ningún otro lugar.

Siempre digo que la gestión pública municipal es de las que generan más cercanía y es donde uno puede entender con mayor precisión lo que es el Estado.

Siempre digo que la gestión pública municipal es de las que generan más cercanía y es donde uno puede entender con mayor precisión lo que es el Estado.

El Estado municipal que es muy cercano, muy inmediato, que no tiene descanso, porque no es que uno se pueda ir a dormir a la casa tranquilo, sino a cualquier hora surge un problema y el intendente tiene que estar cerca del problema.

Creo que cuando uno viene desde ese ámbito permite tener una relación mucho más fluida y tal vez entender la lógica de lo que sucede en cada uno de los municipios, tanto sea del interior como del gran Buenos Aires.

¿Y con la llegada de Nardini a Infraestructura tienen también la esperanza que se puedan reactivar obras en el municipio que quizás estaban paralizadas?

La verdad que yo no conozco a Nardini. Sí le mandé un mensaje saludándolo, tanto a él como a Martín Insaurralde. No tengo un vínculo directo con él, porque no hemos tenido más allá de saber que viene de ser intendente de Malvinas Argentinas, pero no tengo un vínculo directo.

Ojalá, ojalá sirva realmente este paso de él en el Ministerio de Infraestructura de la Provincia sirva para dar continuidad y para empezar algunas obras que estaban dentro de los planes tanto del Municipio como de la Provincia.

¿Cuáles son estas obras que tenían planificadas para la ciudad?

En el caso nuestro, veníamos trabajando con obras de desagües fluviales de cuarta etapa de Saladillo para venir a Saavedra, una obra grande, importante, que hablamos al principio de este año cuando se estableció el presupuesto provincial.

Hablamos con Carlos Bianco, en su momento con Agustín Simone, y con el área de Hidráulica de la Provincia para poder encarar una parte de los desagües fluviales para esta etapa porque es una obra muy grande, de casi 2 mil millones de pesos.

Y también el tema del conectado cloacal, ahora estamos haciendo por Argentina Hace una etapa pero quedan dos etapas más del conectado cloacal sur, que también lo gestionamos a través del Ministerio de Infraestructura, ojalá también se pueda dinamizar eso.

Por otro lado, tenemos un plan de trece viviendas que venimos complicados desde el año 2016, que tuvimos convenios en su momento en la gestión de María Eugenia pero que nunca se pudo concretar, después tuvimos inconvenientes con la empresa, ni siquiera pudo arrancar. Estábamos a punto de firmar convenio con el anterior administrador del Instituto de la Vivienda, ahora cambió y va Agustín Simone, también forma parte de nuestras aspiraciones poder concretarlas.

Son las obras que nos interesan a nosotros fundamentalmente avanzar y algunas otras que teníamos ahí conversado, algunas de Hábitat, ojalá se puedan reactivar esas obras y se le dé dinámica a los pueblos del interior en ese sentido