En la primera parte de una entrevista con Grupo La Provincia, el intendente de Tornquist, Sergio Bordoni, se refirió a la situación epidemiológica en el municipio que comanda y a la temporada de verano.

¿Cómo recibió el anuncio de la secretaría de Promoción Turística de la Nación confirmando que habrá temporada de verano en el país?

Es importantísimo. Hay que ver cómo lo implementan, porque el virus estará latente por un tiempo más. Es importante que desde Nación y Provincia digan que habrá temporada estival porque no da para mucho más. Económicamente, los lugares turísticos como nosotros, con Sierra de la Ventana o Villa Ventana, hemos sufrido mucho la pérdida económica por no trabajar.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

 

Será una normalidad post pandemia con detalles que antes no teníamos: Barbijos, uso de alcohol en gel. Sí o sí tiene que trabajar el turismo porque si no lo hace, no tiene otra entrada de efectivo.

Usted ha sido uno de los intendentes bonaerenses que ha señalado que todavía no están dadas las condiciones para establecer una temporada de verano, ¿cree que la situación puede mejorar para enero o febrero?

Creo que, a medida que se vaya el invierno, mejorará la situación de casos. La cuarentena tan extensa que hemos tenido ha permitido, además, que no haya tantos contagios de gripe, neumonías y otras enfermedades virales que hay en el invierno. Ahora estamos en el pico máximo de la pandemia a nivel país, pero creo que, a medida que aumente la temperatura, se puede ir normalizando.

De todas formas, vamos a tener que aprender a convivir con la pandemia, no va a quedar otra hasta que salga la vacuna. Nosotros en Tornquist tenemos 45 casos, ninguno hospitalizado. El virus agarró una franja etaria de la fuerza policial, de gente joven.

Podés ver:

VIDEO VIRAL: UNA PESADA BROMA QUE TERMINÓ CON UN FINAL FELIZ

Veía que en España hubo un rebrote, cerraron bares, restaurantes. Creo que vamos a tener que acostumbrarnos a no tener que cerrar, a que sigan abiertas las cosas, y que aquellos que están complicados de salud se aíslen, así como la gente mayor. Y la gente que tiene una edad aceptable, de buena salud, contagiarse, y convivir con la pandemia.

Tornquist estuvo cien días sin contagios…

Nosotros estuvimos 140 días sin un caso y un efectivo de la Policía bonaerense de Bahía Blanca, fue la que trajo el virus acá. Si no aparece nada más, en diez días tendríamos que cortar con los contagios.

A partir de este caso, ¿qué piensa de la circulación de trabajadores esenciales, y personas exceptuadas, entre municipios, incluso entre provincias?

Lo esencial es necesario y no podemos cambiarlo. Por ejemplo, respecto al tema de la salud: Nosotros tenemos médicos que vienen de Bahía Blanca (la localidad de la sexta que más contagios tuvo) a trabajar al hospital, y no podemos hacer otra cosa más que recibirlos porque sino no podemos tener las guardias activas en los hospitales ni dar la atención necesaria. Es un riesgo que corremos, pero los médicos han tomado los recaudos.

Lo mismo pasa con las fuerzas policiales que están más expuestos que cualquier otra persona. Necesitamos de los trabajadores esenciales, así como de los proveedores que traen mercaderías de otras localidades. Eso no lo podemos cortar, sí lo podemos controlar, con la prueba de temperatura, olfato, que cumplan con usar barbijo, pero mucho más no se puede hacer.

Podés ver:

INSTAGRAM SE ACERCA MÁS A FACEBOOK E INTEGRAN SUS MENSAJES

 

En ese sentido, uno de los desafíos de los intendentes de localidades turísticas es planear qué van a hacer ante posibles rebrotes durante la temporada…

Los protocolos de salud están hechos para invierno, verano, para cuando sea. Mientras dure la pandemia y no haya una vacuna tenemos que manejarnos con los protocolos de salud que están vigentes en todos los municipios y aplicarlos. No queda otra. Por eso creo que hasta que la gente no entienda que vamos a convivir con esta pandemia por mucho tiempo, el miedo latente estará.

Cuando aparecieron los casos, querían que volvamos a fase 1, lo cual es una locura, porque esa fase se implementó para armarnos bien sanitariamente. Hoy tenemos la aparatología necesaria: 6 respiradores, 4 camas de Terapia Intermedia completa. Estamos mucho más preparados, pero si explota la pandemia como ha pasado en otros países, no alcanza nada.

Se puede decir, entonces, que hoy en Sierra de la Ventana está todo dado para que haya una temporada con características de pandemia.

Exactamente. Y tiene que ser así porque nosotros no tenemos otra salida. La cuarentena fue muy larga porque era necesario armarse en todo el país con hospitales, con camas, pero ya está, ya nos preparamos y ahora tenemos que enfrentar la pandemia y empezar a acostumbrarnos a estar con el virus latente todos los días