Your browser doesn’t support HTML5 audio

Julio César Marini.

El intendente de Benito Juárez, Julio César Marini, habló en exclusiva con GRUPOLAPROVINCIA.COM sobre la derrota del Frente de Todos en la Sexta Sección. “Argentina venía quebrada y endeudada, a eso se le sumó la pandemia y hubo un voto bronca”, reflexionó.

-Intendente, ¿considera que los efectos de la pandemia marcaron los resultados electorales?

Bueno, yo creo que quitarle la libertad a un vecino de, por ejemplo, festejar el cumpleaños de un hijo o a los jóvenes de divertirse, seguramente afectó. Pero los que estamos al frente de los municipios sabemos que esto se hizo para cuidar la salud de la población. Puede haber afectado este domingo, pero estamos convencido que si no se llevada adelante hubiéramos tenido más pérdidas humanas.

Estuvimos acompañados muy fuertemente por el gobierno nacional y por el gobierno provincial. Ahora hay un gran porcentaje de argentinos vacunados, pero en ese momento no estaba la solución, no existía la vacuna, entonces había que tomar medidas que realmente no le gustaban a nadie.

-El contexto económico tampoco ayudó a la hora de votar…

Faltó haber visto la situación de la gente. Hoy un trabajador apenas alcanza a llegar a fin de mes, y ni hablar si está alquilando, además en las góndolas hubo un aprovechamiento con el aumento de los comestibles. Y también hay una franja de desocupados. No nos olvidemos que el gobierno de Mauricio Macridejó muchísima gente sin trabajo.

No tenemos que perder la memoria de cómo venía Argentina, quebrada y endeudada. Esto más la pandemia generó un voto bronca, porque la gente creía que en dos años se resolvía y, la verdad, no sé si se resuelve en dos años más. Seguramente irá mejorando. El gobierno provincial está haciendo un esfuerzo muy grande, pero venimos de dos pandemias: una que nos dejó Macri y la otra que es la que sufre todo el mundo.

-¿Cuáles son los principales reclamos de los vecinos de la ciudad?

Lo que más reclaman es trabajo. Acá se cerró una fábrica de pantalones con una trayectoria de 60 años y se cerró con Macri; la empresa cementera Loma Negra achicó personal; y muchos negocios tuvieron que bajar sus persianas por los tarifazos de luz y gas. Con el cambio de gestión interpretaron que en pocos meses se resolvía la situación. Si bien el gobierno está trabajando en cómo revertirla, venimos de una pandemia.

-A nivel provincial, ¿considera que es corto el tiempo que tiene el oficialismo para revertir los resultados de las PASO?

No te digo que va a haber sorpresas, pero no dudo que vamos a revertir la situación. Estamos convencidos de que el gobierno de Axel Kicillof es uno de los mejores que ha tenido la provincia de Buenos Aires. Y no lo digo por obsecuente, lo digo porque es una persona que tiene un compromiso muy fuerte y no hay un municipio que no esté tapado de obra pública para generar trabajo.

El Ministerio de Producción está permanentemente acompañando, ayudando económicamente a todos aquellos comercios que la pasaron mal. Juárez, que es una comunidad medianamente chica, recibió más de 10 millones de pesos para repartir entre los comerciantes que fueron afectados por la pandemia. Deberíamos haber traído otro resultado. No pudimos, no llegamos, pero para las próximas elecciones vamos a tener otro resultado porque es lo que se merece un gobernador con tanto compromiso.

-¿Puede afectar al oficialismo en noviembre esta crisis interna del gobierno?

Yo creo que no debería afectar. Acá las cosas se saben, no como en el gobierno de Mauricio Macri que no se peleaban entre ellos, pero arruinaron un país. Hoy la gente está informada de lo que está pasando. Cuando hay diferencias, hay que marcarlas, porque no todo está bien y el pueblo va a decir “son sinceros”. Es algo necesario para que a los argentinos les vaya bien.