En el año 2017, la gestión del intendente Héctor Gay, a través de la Secretaría de Infraestructura, inició un proceso de renovación del alumbrado público de la ciudad con instalación LED y se estima que antes de fin de año Bahía Blanca superará las 6.000 luminarias colocadas.

La primera intervención se dio en 2017, cuando se realizó el recambio de 120 artefactos en la ruta 33, entre la rotonda del barrio Bosque Alto y avenida Alem. Ya en 2019, y con financiación provincial, se actualizaron otras 2543 luces en diferentes zonas de la ciudad, entre ellas Pilmaiquén, entre 14 de Julio y Cabrera; el camino de la Carrindanga; Tres Sargentos, entre Juan Pablo II y Fragata Sarmiento; Parera, entre Pilmaiquén y Los Naranjos; Esmeralda, desde Brown hasta Tierra del Fuego; Don Bosco, desde Colón hasta Sequicentenario; Rincón, desde Juan Manuel de Rosas hasta Rafael Obligado; Parque de Mayo y micro y macrocentro.

En el mismo año, y con presupuesto municipal, la Comuna impulsó el recambio de otros 911 artefactos en 5 sectores de gran circulación: las avenidas Alem y Colón y en las calles Brown, Vieytes y Sarmiento.

Las lámparas LED tienen un valor agregado más allá de mejorar la luminosidad en la ciudad: cuentan con una gran eficiencia energética y reducen el consumo de energía eléctrica, generando un efecto beneficioso para el medio ambiente.

Por otra parte, mediante el Plan Argentina Hace II, se concretó la implementación de 1123 luminarias LED en varias arterias de Bahía Blanca, entre ellas micro y macrocentro y barrio Universitario.

La última inauguración fue en el mes de abril, cuando el intendente Gay participó de la presentación de 40 nuevas lámparas en un sector del barrio Aldea Romana. A su vez, desde la Secretaría de Infraestructura explicaron que con parte del Fondo de Infraestructura Municipal y parte del presupuesto municipal 2021 se renovarán otras 1.407 luminarias y se superarán las 6.000 en toda la ciudad