Mientras Bahía Blanca sufre una nueva faltante de agua, los intendentes de la zona sur de la provincia de Buenos Aires avanzan con los acuerdos políticos para garantizar un cupo de agua de seis metros cúbicos provenientes del río Negro, que es administrado por la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro.

En ese sentido, los jefes comunales participaron de un encuentro en el campus de la Universidad Nacional del Sur. Del mismo fueron parte los intendentes de Carmen de Patagones, José Zara; de Villarino, Carlos Bevlicqua; de Tornquist, Sergio Bordoni; de Monte Hermoso, Marcos Fernández; de Coronel Rosales, Mario Uset; y de Bahía Blanca, Héctor Gay. También estuvieron los funcionarios bonaerenses, Guillermo Jelinski, subsecretario de Recursos Hídricos; Germán Ciucci, Presidente de ABSA; y Javier Reyes, representante de la provincia de Buenos Aires en la AIC.

La reunión tuvo como finalidad avanzar en los consensos necesarios para que Buenos Aires reciba el cupo de agua que viene reclamando, lo cual podría concretarse en la reunión del Comité Ejecutivo de la AIC que se haría en las próximas semanas.

Podés ver:

¿CUÁL ES EL PRIMER PAÍS EN BRINDAR GRATUITAMENTE INSUMOS DE HIGIENE FEMENINOS?

El cupo de seis metros cúbicos podría garantizar agua para toda la región hasta el año 2050, y sería a cuenta del cupo total que reclama Buenos Aires y, que de concretarse, permitirá avanzar también con proyectos centrales de riego para el desarrollo productivo.

Desde hace varios años, la provincia de Buenos Aires reclama el cupo de agua que le corresponde por el río Negro, el cual además de asegurar el abastecimiento de agua potable para los municipios del sur provincial, como Carmen de Patagones, Villarino y Bahía Blanca, podría generar una revolución productiva en esa región.

Desde el comienzo de la gestión del gobernador, Axel Kicillof, se iniciaron los estudios técnicos para determinar el cupo de agua que podría tomar la provincia. El objetivo es avanzar con la planificación de las obras hidráulicas que podrían garantizar el abastecimiento de agua potable para el sur bonaerense.

A su vez, y en coordinación con el Ministerio de Asuntos Agrarios, se están articulando proyectos que apuntan a expandir y fortalecer la producción actual, centrada básicamente en cebolla y tubérculos, en territorios considerados de secano