La Municipalidad de Lezama informó que al día de la fecha las obras de pavimento han alcanzado 48 cuadras en menos de 4 años. “Desde que iniciamos el hormigonado en Ramón Mazza, que fue la primera construida a fines de 2016, hemos mantenido el ritmo de una cuadra pavimentada por mes. En cada oportunidad, cuando pasamos a avisarle a los vecinos que arrancamos con los trabajos de desmonte, hemos visto la alegría de las familias porque el pavimento llegó a su calle, después de haberlo esperado tanto tiempo”, destacaron.

“Con un intenso ritmo se realizó en los últimos días el hormigonado de nuevas cuadras de nuestra ciudad, con las que más vecinos disfrutarán de los beneficios de tener pavimento en su calle; entre ellos dejar atrás la polvareda en verano, el barro en días lluviosos, sin dejar de lado el aumento en el valor de las propiedades y las mejoras en la circulación del tránsito de toda la comunidad”, añadieron.

Podés ver:

SIETE PROVINCIAS USAN CASCOS DE OXÍGENO PARA EVITAR QUE PACIENTES CON COVID-19 NECESITEN RESPIRADOR

En primer lugar, el municipio y la empresa Majoba trabajaron en las dos cuadras de Clara Laborde y Hernández, logrando que el nuevo edificio del Jardín de infantes Nº 901 quede rodeado de calles pavimentadas, beneficio que también alcanza a vecinos e instituciones como el Geriátrico Municipal y el Vivero del Instituto Cristo Rey.

Además, durante los últimos 4 días, en tiempo récord para evitar las complicaciones de la lluvia anunciada, se llevó a cabo todo el proceso de pavimentación de Bernardino Rivadavia, entre Pellegrini y Bouchard, donde los vecinos esperaban desde hace tiempo esta obra, que completa las calles del barrio El Tero mencionadas en el proyecto de 20 cuadras