Esteban Reino, intendente de Balcarce, dio su opinión acerca de las nuevas restricciones anunciadas por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para contener la segunda ola de contagios.

Al respecto, el alcalde expresó: “Charlamos con los comerciantes y les explicamos que aplicaremos el sentido común, con medidas que no afecten el sistema de salud y que impacten lo menos posible en la economía de Balcarce. Vamos a priorizar que quienes pagan impuestos y tienen un comercio puedan trabajar”.

En declaraciones radiales, destacó que “es muy importante lo sanitario, pero extremadamente importante lo económico”. “Trataremos de cumplir con las medidas para que a la medianoche haya un corte total de actividades y la gente no circule por la calle”, subrayó.

Ante un eventual retroceso a Fase 3, Reino sostuvo que eso “complicaría todo” y pidió que provincia no “penalice” al Municipio por “testear el triple que otras ciudades”. “Al tener un laboratorio propio, siempre la cantidad de activos será superior a la media. Las autoridades deben tenerlo en cuenta al momento de tomar cualquier decisión”, completó