Escuchá la nota completa de Matías Porta con GRUPOLAPROVINCIA.COM. 

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Matías Porta.

-Como vecino del Partido de La Costa, ¿cuál es el estado de la ciudad en cuanto a infraestructura y obras durante la temporada de verano?

Hace 20 años que vivo en Mar del Tuyú y se ven cuestiones que, a esta altura y a quince días de haber comenzado el año, están sin resolver. Recibimos al turismo con lo peor de lo peor, con las playas sucias, las bajadas rotas.

Es lo mismo que pasa todos los años, pero esta vez con un plus que nunca había visto: una pasarela que era un ícono en Santa Teresita, a la que tal vez había que hacerle un mínimo reacondicionamiento, fue demolida por completo en diciembre con la intención de hacer una “bio-bajada”, que todavía no se ha terminado. La primera subida del mar se llevó por completo las bajadas de madera que se hicieron en otras localidades, como Mar del Tuyú, Las Toninas o San Clemente.

Click to enlarge
A fallback.

Ni el residente ni el turista merecen tener las condiciones de la playa, de las calles, ni de las entradas como las tenemos en este momento. Lo único que podemos ofrecerle al turista de manera gratuita son las playas y están todas las bajadas rotas. La gente se cae y se lastima. Las calles están sin mantenimiento, los autos se encajan. Los turistas nos elijen y como municipio les estamos mostrando que hay falta de gestión.

-¿Por qué este estado de abandono en plena temporada?

Durante el invierno prácticamente no se hacen obras, solo en épocas electorales o cuando comienza a venir el turismo, para que la gente vea que es un municipio que trabaja. Hay un montón de cuestiones que uno viene padeciendo y no hay que llegar al punto de naturalizarlas. Por día se deben encajar 100 autos.

-¿La Municipalidad recibe el reclamo vecinal?

A mí me toca la parte de educación y también trabajo para que los vecinos tengan el derecho de vivir en un lugar mejor. Los reclamos se hacen por vía oficial, nota o carta a mesa de entrada, pero nunca te contestan.

No tuve respuestas a todas las notas que he presentado, ni siquiera por vía telefónica o mediante una audiencia. No les interesa el reclamo de la sociedad. El reclamo fue en las urnas, por eso en las últimas elecciones perdieron por más de diez puntos