Juan José Fioramonti

Entre otras cuestiones, los ediles pidieron saber dónde se gastaron 14 millones de pesos que sobraron de la Tasa de Red Vial. “Se podría haber mejorado las casillas de los empleados que van a trabajar a los caminos rurales o comprar más maquinarias”, advirtió Astiz a lo que Fernández añadió que “ha habido una ausencia del Estado en el mantenimiento de la red vial”.


Pero el grueso de la crítica al gobierno de Fioramonti estuvo en el aumento salarial otorgado a los empleados municipales.


Al respecto, Astiz advirtió que "el salario municipal está muy por debajo de la línea de pobreza que son 14.500 pesos y apenas por encima de la línea de indigencia, que son 7.000 pesos, es decir que hoy un empleado municipal está más cerca de la indigencia que de pasar la línea de pobreza. No nos vengan a correr diciendo que con los aumentos que dieron están arriba del salario Mínimo, Vital y Móvil, porque la realidad es que las políticas nacionales, provinciales y municipales que lleva adelante el gobierno de Cambiemos, ha destrozado el salario Mínimo, Vital y Móvil. Díganme qué familia tipo puede vivir con 8.000 pesos. Con este análisis integral, creo que un 60 por ciento de aumento en un año y medio de gestión, en el contexto económico que estamos viviendo, es miserable".


Por su parte, Fernández lamentó que "hay destajistas que para ser planillero ganan 10.000 pesos, mientras que el empleado municipal gana 8.000. Y cuando vos preguntas por qué, ves que ese destajista es el que hizo las marchas por mala praxis en el hospital en la gestión nuestra. Evidentemente hay punteros políticos que están beneficiados con esta gestión, y que ganan mucho más que cualquier empleado municipal de carrera".


"Los argumentos que hemos dados para desaprobar una rendición de cuentas, son más que sólidos. Pero hay otros argumentos. También cuestionamos que apareció una venta de bienes del municipio por 970.000 pesos, lo que no pasó por el HCD. Pedimos un informe para saber qué se había vendido y nunca nos llegó un detalle. Por otro lado, en las cuestas comerciales a pagar, aparece un saldo negativo de 1.198.000 pesos, es decir que se les ha adelantado plata a los proveedores. Es un disparate, los proveedores le están debiendo al municipio", sentenció Walter Astiz