En conferencia de prensa, el intendente de Leandro Alem, Carlos Ferraris, acompañado por el comisario Juan Alberto Suárez, y el comisario Fernando Ramos, jefe del CPR de Leandro N. Alem, anunció nuevas medidas que se pondrán en marcha en todo el distrito. La decisión fue tomada por el aumento progresivo de casos positivos de COVID-19, que superaron los 250 en las últimas 24 horas, sumado al alto porcentaje de camas ocupadas en la internación del Hospital Municipal y la habilitación de asistencia de pacientes de coronavirus en las Salas de Primeros Auxilios del resto de las localidades.

“Estamos llegando al límite de poder dar respuesta, no solamente es infraestructura, camas, oxígeno y respiradores, es el agotamiento del recurso humano de nuestros profesionales. Hemos conformado un equipo de estudiantes de medicina para realizar el seguimiento telefónico a pacientes que transitan la enfermedad en sus casas. Hemos solicitado la suspensión de clases presenciales en todas las modalidades, niveles y en todas las escuelas de nuestro distrito, se aprobaron las tres localidades con mayor cantidad de matrícula, pero hemos vuelto a hacer este pedido incluso para modalidad Especial, pero el DNU de la provincia no lo contempla hasta el momento, por eso vamos a trabajar con la Inspectora Jefe Distrital de Educación para buscar alternativas”, explicó el intendente durante su discurso.

“Lo único que queremos hacer con estas medidas es bajar la circulación y cuidar la salud de la gente, por un lado estamos vacunando y por otro lado tenemos que disminuir la vida social. Les pedimos que nos acompañen, nos tenemos que dar una mano entre todos y bajar los casos positivos. Decidimos realizar el cierre de actividades a las 19 horas incluso en el sector comercial”, anunció Ferraris, quien además manifestó que tocarán la sirena de los Bomberos Voluntarios de Vedia, Alem y Alberdi durante los 14 días que estarán vigentes las medidas.

Ferraris, expresó también que tanto la policía comunal va a estar trabajando en las calles, como así también la patrulla rural, los inspectores y parte del personal municipal con el fin de estar al servicio de la comunidad entendiendo que eso es cuidar la salud de la gente. “No vamos a pedirle a las personas que empiecen a hacer los operativos hoy que se dan en nada, estas son las decisiones que tomamos de manera desesperada, acompañando al personal de salud y haciéndonos cargo de la responsabilidad que tenemos. Tenemos que organizarnos como sociedad, les pido la colaboración, les pido a los vecinos y vecinas que denuncien al 107 y digan lo que está sucediendo, sin dar el nombre; nosotros vamos a dar respuesta. No queremos más familias llorando por las pérdidas de esta pandemia”, cerró el intendente.