En exclusivo para Grupo La Provincia, Mario Yemes, entrevistó al intendente de Florencio Varela. En esta segunda parte de la charla, Andrés Watson contó cómo amplió el sistema de salud local durante las últimas semanas, dio su opinión sobre el rol de la oposición y destacó el desempeño del Gobierno nacional y provincial.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Andrés Watson, Florencio Varela.

¿Se ha logrado el objetivo de mejorar el sistema de salud?

Sí, creo que en un muy buen porcentaje. Una de las primeras intenciones con la cuarentena era lograr ganar tiempo para evitar que la curva subiera y en ese tiempo, como le toca a Florencio Varela, terminar uno de los hospitales modulares que se desarrolla en la provincia de Buenos Aires. Es un hospital que va a aportar 22 camas con respirador y 51 camas con oxígeno. Esto se suma a todo el sistema de salud que tenemos en el distrito que también cuenta con un hospital provincial, un hospital de alta complejidad y dos clínicas privadas.

Nosotros hicimos una mesa de acción con todo el mundo y por eso contamos con alrededor de 100 camas con respirador, 100 sin respirador, 200 camas de internación intermedia y casi 450 camas -cerramos con el club Defensa y Justicia- para aislamiento.

Muchos comparan esto con una guerra. Veo que dos balas nos tocaron. Una tiene que ver con la situación que afrontan los geriátricos y la otra bala tiene que ver con aquellos sanatorios que han quedado casi cerrados porque hubo profesionales que se contagiaron…

Sí, es lamentable y en algunos casos esperable. En Argentina el número de profesionales infectados es bastante grande, pero es de esperar que los médicos a pesar de tomar las medidas de precaución estén más expuestos. Tenemos que cuidar y agradecer mucho a todo el personal de salud, a la Policía, personal de seguridad en general, recolectores de residuos y a un montón de gente que sigue haciendo que la Argentina esté de pie. Muchos de nosotros seguimos trabajando para que la gente se quede tranquila en sus viviendas respetando el aislamiento.

Ha sorprendido la descentralización en la toma de medidas por parte del presidente, ¿qué opinión le merece?

A mi me parece muy bien. Por supuesto que el que dirige el país es uno solo y es el presidente Alberto Fernández. Todos estamos muy orgullosos de cómo está llevando el timón de este barco que es la Argentina, que está atravesando por una de sus peores situaciones de su historia. También entendemos que es una persona que conoce y sabe cuáles son las responsabilidades de cada uno. Me siento muy contento de tener un presidente que nos llama para conocer nuestra visión de cada uno de nuestros distritos. El gobernador también está actuando de la misma manera, los ministros y la vicegobernadora.

Todos están muy comprometidos con lo que está viviendo la Argentina. A eso hay que sumarle todo el equipo de intendentes que estamos trabajando codo a codo. Es un tiempo de crisis mundial y de esto se puede salir de la peor o la mejor manera con un crecimiento en otros aspectos.

Cuando llegó la pandemia al país parecía que la grieta había desaparecido, cuestión que ha mutado en las últimas semanas, ¿cómo ve el comportamiento de la oposición?

Creo que para abrir o cerrar la grieta se necesitan dos partes. Tiene que ser como un diálogo, sino deja de ser un diálogo y pasa a ser un monólogo. Hay dos partes, si una parte pretende cerrar la grieta y la otra no, queda a las claras qué es lo que pasa. Nosotros estamos del lado de los que queremos cerrar esa grieta porque entendemos que hay una problemática que excede toda cuestión política. Intentar aprovechar políticamente esta situación es muy bajo, muy básico y poco responsable para los cargos que ocupamos.

El mejor ejemplo lo está dando Alberto Fernández y Axel Kicillof. En las reuniones de intendentes a las que vamos hay alcaldes de todos los partidos, acá no hay diferencias en el tratamiento como había años atrás. Y lo puedo decir porque lo padecí, tuve un interinato de dos años durante el gobierno de Mauricio Macri y era muy distinta la cosa. Ni quiero imaginarme si hubiese sucedido esto durante alguno de los cuatro años anteriores donde ni siquiera teníamos un Ministerio de Salud de la Nación. Tenemos una responsabilidad muy grande. Comparto la decisión de pensar en todos los argentinos más allá de las banderas políticas.

¿Desea sumar algo más?

Sí, decirles a los argentinos y especialmente a los varelenses que se queden en sus casas, que el virus no circula solo, que lo hace a través del movimiento nuestro. Estamos pasando momentos difíciles y vamos a pasar momentos más difíciles aún. Esto lo tenemos que tener claro y no hay que mentirle a la gente. Por eso estamos trabajando a contrarreloj. Vamos a salir victoriosos, pero depende de que podamos entender lo que nos está sucediendo