Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires, anunció que no alcanzó cerrar la negociación con el 75% necesario de los acreedores. Por lo tanto, pagará el BP21 con fondos propios. El resto de la deuda en moneda extranjera entrará en un proceso de reestructuración.

Además, el mandatario dijo que la situación global de la deuda bonaerense es “insostenible e impagable” en las condiciones actuales, dado que sólo este año hay vencimientos por 220.000 millones de pesos, lo que representa el 15% del total de recursos disponibles en la provincia por todo concepto.

Tras la conferencia de prensa, dirigentes del oficialismo manifestaron su apoyo a Kicillof a través de las redes sociales. Tal fue el caso de la intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi, quien escribió: “Dejaron la Provincia endeudada, desfinanciada y con obras paralizadas. Axel Kicillof la está volviendo a poner en marcha con responsabilidad y compromiso. El futuro de los y las bonaerenses está primero”, destacó.

En otro orden, la jefa comunal informó que junto a “Valeria Ríos, nueva Secretaria de Gobierno, conversamos sobre todos los proyectos que llevaremos adelante en Cañuelas. Educación, crecimiento industrial, turismo, emprendimientos y políticas de género son los principales ejes de gestión”.

Con Valeria Ríos, nueva Secretaria de Gobierno, conversamos sobre todos los proyectos que llevaremos adelante en Cañuelas. Educación, crecimiento industrial, turismo, emprendimientos y políticas de género son los principales ejes de gestión. pic.twitter.com/6pNlPWQH4q