El intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, junto a la titular de AYSA, Malena Galmarini, habilitó una nueva red de agua potable en más de 90 manzanas que beneficiará a más de 9 mil vecinas y vecinos brownianos.

La jornada se realizó en el cruce de Apecechea y Paraná, donde el alcalde y Galmarini se reunieron con Gladys y Johana, dos de los más de 9.300 usuarios de AySA beneficiados con este avance en lo que hace a servicios públicos.

Las obras se llevaron adelante a través del plan Agua+Trabajo, donde se logró la habilitación de cuatro módulos: “Corimayo Módulo 1, Corimayo Módulo 2, Las Rosas y Primera Junta”, un avance que permitió 2.343 nuevas conexiones y más de 19 millones de metros de cañería, en un radio de total de 90 manzanas.

Estos módulos, cuyas obras habían iniciado en 2010, fueron conectados luego de que se pusiera en funcionamiento la planta potabilizadora de ósmosis inversa de Glew, a partir de un trabajo realizado por cooperativas de trabajo y coordinados por la Comuna browniana y Aysa