Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, presentó oficialmente “Momento Azul”, la iniciativa municipal de inclusión y concientización que busca, a través del reacondicionamiento de comercios locales, que las personas con TEA y sus familias puedan disfrutar de una mejor experiencia en actividades sociales cotidianas. Lo hizo junto a McDonald’s, que sumó sus locales de Caseros (Urquiza 4785) y Ciudad Jardín (San Martín 3099) al proyecto.

La propuesta municipal ya cuenta con más de 20 comercios adheridos en las diferentes localidades de Tres de Febrero. Cada uno de ellos decide el horario y las medidas de adaptación para crear una visita confortable y equitativa para aquellos que conviven con esta condición y sus familias.

“Momento Azul es una política única en el Conurbano y viene a mejorar la experiencia social de las personas con TEA”, señaló Valenzuela.

“Quiero agradecer a las familias por hacernos ver esta necesidad y a todos los comercios y empresas como McDonald’s que entendieron que un municipio más inclusivo nos hace mejores ciudadanos”, agregó.

La cadena de comidas rápidas, que fue la primera de este tipo en adherirse, modificó un sector del lobby de cada establecimiento para crear un ambiente cálido y tranquilo: disminuyen la intensidad de las luces y la luminosidad de las pantallas, bajan la música y se evita compactar o cambiar las bolsas de los tachos. Además, los empleados fueron capacitados para brindar una mejor atención. Estos cambios se implementan de lunes a domingos de 9 a 10 horas, lunes y martes de 20 a 21 horas y domingos de 12 a 13 horas.

De la presentación también participaron autoridades nacionales y regionales de McDonald’s y el grupo “Padres TGD de Tres de Febrero”, que ayudó a desarrollar el proyecto y trabajó en conjunto con el área de Responsabilidad Social, dependiente de la Secretaría de Trabajo y Producción de la Municipalidad, que ya está trabajando en otros proyectos junto esta comunidad, como el diseño de una plaza inclusiva con señalética especialmente enfocada en chicos con TEA. Será un espacio recreativo con pictogramas, juegos y mobiliario adaptado para que todos puedan disfrutar de un momento de juego y entretenimiento.

Además, es uno de los distritos adheridos a la Ley Provincial de Autismo, que busca garantizar los derechos de las personas con TEA para que puedan llevar adelante una vida independiente, favorecer su detección temprana y mejorar la capacitación profesional