El intendente de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo, junto a Leonardo Martínez Herrero, Director Provincial de Relaciones con la Comunidad del Ministerio de Seguridad de la Provincia, y autoridades policiales del Distrito, habló de la situación de la seguridad en relación a los hechos delictivos en el Norte del Partido, haciendo hincapié en el accionar policial y cuestionando la demora de la Justicia.

“Queremos poner en conocimiento de los vecinos el trabajo realizado en función de los hechos delictivos graves que tuvieron lugar en el Norte del Distrito que nos tuvieron preocupados y a los que no estamos acostumbrados, y por supuesto no descansamos ni un minuto para que avanzara la investigación”.

En ese sentido dijo: “Quiero destacar el trabajo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, del Superintendente que estuvo encima de estos hechos y la presencia del Ministerio de Seguridad, no sólo a través de Leonardo Martínez que nos acompaña nuevamente sino también del Subsecretario Pablo Fernández que ha estado en 25 de Mayo y en contacto permanente, y del ministro Berni que se ha preocupado por la situación”.

Y llamó a repensar la cuestión de seguridad. Por eso, indicó “ya estamos trabajando para montar un centro de monitoreo en Norberto de la Riestra. Tenemos el monitoreo con base operativa en 25 de Mayo y buscaremos que la base esté en la localidad, con más puntos en la zona norte”.

En relación a los casos delictivos, explicó que “a la semana de ocurridos los hechos en septiembre, desde la Comisaría Segunda de Norberto de la Riestra tenían identificados a los delincuentes y había elementos importantes”. En ese punto manifestó que “luego la Justicia explicará por qué no se tomaron las medidas necesarias y oportunas para evitar nuevos hechos”, y aclaró que “esa dilación permitió diez hechos más”.

A raíz de esta situación, el Intendente sostuvo que “así como vemos una preocupación en el Ministerio de Seguridad, esperamos que haya preocupación en el Ministerio Público Fiscal”, y pidió reforzar la seguridad en el Norte sin descuidar otros puntos del Distrito.

En ese sentido, aclaró que “la resolución del hecho no fue por una investigación de la Justicia, fue por una persecución policial y por medidas que la Justicia puede tomar en el transcurso de un hecho delictivo. Fue una persecución que comienza en la ruta 205 y termina con la detención de los delincuentes. Luego se tomaron medidas propias de la aprehensión” y precisó que hay que poner algunas cuestiones que son importantes.

“La Policía a la semana de ocurrido el hecho estaba determinando quiénes eran los responsables, las medidas judiciales no estuvieron. Llegaron más de dos meses después. Entre la identificación de los delincuentes y la detención que ocurre en una situación de fuga, no hubo una orden judicial y hubo diez hechos delictivos”, explicó.

Ralinqueo indicó “he pedido al Ministerio Publico Fiscal que tengamos un esquema de trabajo distinto, que haya más diálogo. No tiene explicación que ocurran diez hechos sin ningún tipo de medida judicial. Está planteado al Procurador General de la Provincia”