Mirá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con la la diputada provincial de Juntos por el Cambio, María Eugenia Brizzi.

Una gran elección realizaron en el distrito de Morón, al que usted pertenece. ¿Cómo analiza este triunfo en las urnas y qué mensaje dejó el pueblo el domingo en las elecciones?

En Morón nosotros veníamos haciendo un trabajo de territorio importante, veníamos hablando con los vecinos y veíamos que iba a haber una victoria, como lo veníamos comentando a los vecinos y a los que nos preguntaban.

La verdad igualmente la diferencia fue más que contundente. Fueron 11 puntos aproximadamente, y nosotros entendemos que no es solamente el trabajo que hemos hecho en el territorio, sino también que es un mensaje hacia el oficialismo, hacia las escuelas cerradas, hacia la no ayuda a los comercios, hacia la falta de seguridad.

Morón es un distrito que está sumamente inseguro, y no se toman medidas. Si bien la seguridad no depende plenamente del municipio, siempre se pueden tomar medidas para mejorarla.

Entonces, creo que eso fue un mensaje del pueblo, sobre todo en lugares como en la zona sur, que en Morón son los barrios más vulnerables, en donde ganamos y la diferencia respecto al 2019 fue enorme.

Un claro mensaje. Han perdido voto propio, muchísimo voto propio.

Y más allá de la inseguridad, de la que también usted fue víctima hace dos semanas atrás, ¿qué otros temas repercuten a nivel social? ¿Qué le preocupa a la población?

Durante toda la pandemia yo salí a tratar de ayudar con lo que podía a comedores y familias, y la verdad que lo que noté durante todo el 2020 y gran parte del 2021 es que hubo una ausencia total de asistencia del Estado. Las familias no tenían cómo llegar al fin del día, porque esto también lo veníamos planteando desde el año pasado, no era llegar para fin de mes, era llegar al final de la semana.

Las familias no tenían cómo llegar al fin del día. No era llegar a fin de mes, era llegar al final de la semana.

Cada vez se acortaban más los plazos. Cada día era el puchito para llegar a poner el pan sobre la mesa ese día. Y no hubo asistencia del Estado. No hubo asistencia del Estado provincial, municipal.

Los IFE que sacó Nación fueron pocos y escasos en cuanto a cantidad. Entonces, desde lo social la gente estaba con hambre y con necesidad de una ayuda y una contención que no tuvieron y que, por otro lado, los que querían hacer una changa, hablando de la pandemia propiamente dicha, no podían porque le cortaron las únicas posibilidades de trabajo a mucha gente y no le daban asistencia.

Yo creo que en gran parte eso, y gran parte tuvo que ver con la educación. Mantener las escuelas cerradas todo este tiempo es algo que le han cobrado a este Gobierno.

A nivel provincial, ¿cómo analiza la gran elección que hizo Juntos por el Cambio?

En el mismo sentido. Si bien Kicillof trata de lavarse las manos y echarle la culpa al Presidente, creo que gran parte de esto tiene que ver justamente con las escuelas y con la vacunación. Con todos los errores no forzados que cometió este Gobierno durante este año y medio. El pueblo se lo ha cobrado. Kicillof no salió de la oficina, con la excusa de decir que trabajaba desde La Plata, y tomarlo eso como bandera.

Kicillof no salió de la oficina. No recorrió la Provincia, no recorrió el conurbano.

No recorrió la Provincia, no recorrió el conurbano. Y si lo hubiese hecho, se hubiese dado cuenta de las cosas en las que le estaba pifiando. Y eso también, un gran error.

¿Fortaleció la interna de Juntos la presencia de Facundo Manes jugando en el radicalismo? ¿El espacio se vio fortalecido?

El espacio llegó a las PASO con una competencia de dos candidatos que sabíamos que eran lo mejor, porque el rival estaba en frente y era el kirchnerismo.

Creo que de estas internas va a salir fortalecido, porque ya se dieron las discusiones en las urnas que es donde hay que dar este tipo de discusiones. Y vamos a poder en equipo, y sabiendo que vamos a llevar la mejor oportunidad para los argentinos y los bonaerenses para noviembre.

Más allá de la seguridad, que es uno de los puntos que Diego Santilli trabaja permanentemente en la ciudad de Buenos Aires, ¿qué puede ofrecer su figura a la Provincia desde el Congreso de la Nación?

Santilli, aparte de seguridad, viene con una experiencia en gestión que eso trasladado a lo legislativo es muy importante, porque pasa lo mismo que cuando uno gestiona desde el escritorio: si uno no tiene noción de las cosas que pasan en territorio, el impacto de las políticas, de las leyes que uno plantea pueden terminar en otro lado.

Entonces, conocer el territorio, conocer a la gente, conocer cómo funciona la administración hace sí o sí que la legislación sea muchísimo más sólida y contundente y aplicable.

Por lo cual, la trayectoria y la experiencia de Diego Santilli no cabe duda que va a ayudar muchísimo a su labor como legislador.

¿La sorprendió esta ebullición interna en el Gabinete nacional o esperaba algo similar tras los resultados de las PASO?

La verdad que algo similar, no. El primer día, uno un poco se queda mirando con expectativa, pero después yo creo que no han podido digerir esa derrota que fue demasiado clara y que en ese no digerir están sucediendo demasiadas cosas.

Tanto el silencio del Presidente, como este estruendo de la Vicepresidente que ya no se entiende si es una jugada maestra para rearmar el Gabinete a su gusto o es un berrinche.

No han podido digerir esa derrota que fue demasiado clara.

Ya esto se debería haber resuelto hace varios días, porque también consideremos que la situación que está atravesando el país es de zozobra, de incertidumbre y va a continuar si este conflicto no se soluciona. Se va a empezar a agravar, porque es una crisis que debería tener una resolución para que los argentinos dejen de temer.

Digo, a nadie le parece lógico este nivel de conflicto y agresividad que hay entre toda el espacio del Frente de Todos. Y lo que hizo Cristina debilita mucho la figura del Presidente, y no se entiende muy bien, no se entiende si es una jugada, si es un berrinche, qué es lo que le está pidiendo.

Se entiende que le está pidiendo que le aumente el gasto público, como única salida que encuentra el kirchenrismo para poder contentar al pueblo, sin entender que gran parte de las medidas que tomaron durante este último tiempo en pandemia es lo que ha puesto en disconformidad al pueblo.

Más allá del gasto público, ¿alcanza con cambios de Gabinete o es necesario un paquete de medidas que aparentemente en el día de hoy anunciaría el Gobierno?

No, no, no, no alcanza con el cambio de Gabinete, seguramente. Cambiar una figurita por otra nunca es la única solución. Hay que ver las medidas que plantean. Hay que ver si son medidas reales y que se van a mantener en el tiempo o son solamente electorales.

Porque también si son medidas electorales, no tiene ningún tipo de sentido. Gran parte de las medidas que impulsó la Vicepresidente son las que pusieron en jaque a este Gobierno. Digo, cómo trataron de manejar la justicia fue un claro caso donde la gente salió a la calle a decir que no querían.

Lo que está haciendo Cristina es tratar de lavarse las manos ante una derrota tan contundente y debilitar a un Presidente.

Y lo que está haciendo Cristina es tratar de lavarse las manos ante una derrota tan contundente y debilitar a un Presidente; le está haciendo un golpe de Estado interno. Por más que ella diga que no, dice que no en las palabras pero en los hechos la carta que sacó ayer no tiene ninguna otra finalidad.

Fue muy dura la carta.

Sí, los trapitos se airean adentro de casa aparte. Insisto, en un momento en donde el argentino, el ciudadano, el pueblo está tan angustiado, no es la forma de hacerlo. No hay que llevar más incertidumbre y miedo a la población. Hay que llevar certidumbre. Y estas cosas las deberían haber hecho puertas para adentro. No a través de las redes.

De acá a noviembre, ¿en qué cree que tiene que trabajar Juntos para seguir manteniendo el caudal de votos que recibió en las PASO o aumentarlo? ¿Cuáles son las principales propuestas a tratar y llevar a los vecinos? ¿Cómo continúa este camino de aquí a las elecciones generales?

Trabajar, cercanía, estar en la calle con los vecinos escuchando, que es lo que venimos haciendo hace mucho tiempo, incluso cuando los tiempos no eran tan gratos, seguimos en la calle. Eso fue algo que nos ha caracterizado siempre escuchar.

Y después, lograr o buscar ese voto ausente que en muchos sentidos no sabemos si es que la gente no fue a votar o que fue a votar pero ante el caos que había en muchas escuelas decidió volverse a su casa por unas esperas que eran enormes y en situaciones por ahí de incomodidad.

Entonces, buscar ese electorado que no fue. Recordarle que esto es por la República, que esto tiene que ver con poner contrapesos en los poderes legislativos para que no nos puedan llevar adelante arrasándonos como quieran y que tengan un nivel de contrapeso justamente, así que esto es lo que tenemos que hacer. Trabajar al lado de los vecinos, escuchar, salir a la calle y buscar ese voto que no fue y que está desencantado y que está apático y que en la política no cree nadie, y explicarle que no todos son así y que necesitamos ese voto.

¿La pandemia reforzó esa apatía hacia la política?

Muchísimo. Eso no hay que negarlo. Nosotros cuando salimos a la calle, una gran parte de la población que le tocamos timbre y sale, el vecino que sale, muchas veces no quiere saber nada con nadie.

Hasta que no te interiorizás un poco más. Mirá, yo hice dos tipos de timbre, un, hicimos un censo de inseguridad hace unos meses, que era para poder tener como un mapa de cifras, las cifras no denunciadas digamos, ir vecino por vecino para saber si había sufrido una situación de inseguridad sin haberla denunciado, y la apertura del vecino a un planteo de una situación concreta era muchísimo más receptivo que el timbreo político por campaña.

La gente está descreída, está desencantada de la clase política en general. Y lo que hay que hacer es volver a llevarle esperanzas y tranquilidad. Esto, contarle que no todos somos iguales.

¿Qué mensaje les deja a los bonaerenses ya pensando en las elecciones de noviembre?

Que es muy importante que vayan a votar. Que las Cámaras legislativas necesitamos tener mayoría o no tener minoría, mejor dicho. Que es un acto democrático, que aquellos que mucha gente que te dice que ya no necesita votar o que es extranjero o que es grande, votar es un derecho y es una obligación también.

Y si queremos ser parte del país en el que vivimos, necesitamos expresarnos en las urnas. Vayamos a votar, es muy importante, y tengamos esperanzas que no todos somos iguales, y nosotros queremos sacar este país adelante, esta provincia adelante.