“La semana pasada, ante la escribana Cecilia Moro, sellamos el acuerdo en favor del Municipio, haciendo que la firma Tecnopolo que ocupaba ilegalmente una calle pública, pague por la misma la suma de $ 10.096.000, que serán destinados a la compra de una casa para los abuelos en situación de vulnerabilidad y el saldo se usará en obras de mejoras para el barrio Marabo”, detalló el intendente de General Rodríguez, Darío Kubar.

“Cabe recordar que por defender los intereses de los Rodriguenses, fui difamado mediáticamente y denunciado penalmente por el empresario francés polero dueño de Tecnopolo que se negaba a pagar, demostrando así que este intendente tenía la razón, la denuncia penal fue levantada, el francés pagó por la calle y ahora deberá afrontar la demanda civil que le inicié por daños y perjuicios a mi persona”, añadió.

“Es un honor para mí defender los intereses de nuestro pueblo y hacer cumplir las ordenanzas sin importar lo poderosos que sean quienes las incumplen”, completó.