Logramos la Ley de Paridad, pero las cinco autoridades del Senado son hombres - Grupo La Provincia
26 de Julio, 2017

MIN 8 ° C

MAX 22 ° C

Nuestra Revista Edición 157

¿Qué quiere Esteban Bullrich?

Grupo La Provincia conversó con el precandidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires en...

InicioOpinionesLogramos la Ley de Paridad, pero las cinco autoridades del Senado son hombres
Opinión

Logramos la Ley de Paridad, pero las cinco autoridades del Senado son hombres

La violencia contra las mujeres está directamente vinculada a la desigual distribución del poder y a las relaciones asimétricas que se establecen entre varones y mujeres en nuestra sociedad, que perpetúan la desvalorización de lo femenino y su subordinación a lo masculino.

21

abr

Compartir
Compartir por email

Por: Carolina Szelagowski

Senadora provincial

Las mujeres tenemos que ser motores de continuar generando acciones que nos lleven a cambiar la realidad que hoy vivimos. La muerte de cada una de nosotros esconde una sociedad machista y patriarcal. Hemos acompañado y dado defendido la Ley de Paridad, pero hoy vemos como en el Senado de la Provincia de Buenos las cinco máximas autoridades son hombres.

Pero en estos últimos días estamos sacudidos por las noticias sobre femicidios que se han registrado en distintos puntos del país. En los últimos dos meses se registraron 57 femicidios, y en es necesario -como lo están planteando los Intendente del Grupo Esmeralda – proyectos que lleven a endurecer las penas hacia aquellas personas que comenten violaciones y llevan adelante hechos aberrantes.

En este sentido tenemos que ser claros que en la Provincia de Buenos Aires nos falta mucho camino por recorrer. Otro dato alarmante es que eEl 70% de las mujeres que sufren violencia han sido asesinadas por familiares cercanos.

Tenemos la necesidad de analizar el tema de la violencia de género desde una perspectiva que ofrezca posibilidades de cambios culturales estructurales que conlleven el respeto de los derechos de las mujeres y cuestionen la inevitabilidad de la violencia en las relaciones de género.

No es posible adoptar medidas para hacer frente a esta problemática sin tomar en cuenta los mencionados contenidos del modelo cultural dominante y los procesos de reproducción simbólica que legitiman la violencia de género. Las raíces del problema son estructurales, por lo que es imprescindible implementar políticas públicas que permitan modificar los mecanismos que conducen a su perpetuación y reproducción, e ir creando un ambiente propicio para la igualdad entre varones y mujeres y al respeto de la dignidad de las personas.

Cuanto refuerzo se otorgue desde el campo legal, para que se reduzca el número de víctimas de violencia, debe ser considerado bienvenido. Para que estas leyes cumplan un papel efectivo de defensa de los derechos de las mujeres y de control de la violencia es imprescindible crear conciencia en las instituciones públicas sobre la problemática de género.

Por ello desde el Senado de la Provincia de Buenos Aires impulsamos:

– Un Protocolo de Atención ante los casos de desaparición de personas; que tiene por objeto regular las actuaciones de las autoridades policiales y judiciales en casos de desaparición de personas y la prestación de asistencia para la búsqueda de las mismas, así como la protección de sus derechos e intereses, y los de sus familiares. Deja explicito claramente que ningún protocolo policial ni administrativo de ninguna índole podrá fijar requisitos ni supuestos previos que deban cumplirse antes de recibir la denuncia, ni establecer pautas de tiempo mínimo.

Entendiendo que las desapariciones pueden comprender la configuración de un delito complejo que atente contra un conjunto amplio de derechos fundamentales, como el derecho a la vida, derecho a la libertad y la seguridad personal, derecho a la integridad y la identidad, entre otros, la actuación inmediata es fundamental. Por lo general, en el caso de los delitos de trata, las redes delictivas trasladan a las víctimas muy rápidamente hacia otras provincias u otros países y es más difícil hallarlas si no se las busca rápidamente: Por otro lado, en el caso de posibles víctimas de violencia de género la actuación rápida puede incluso hasta salvar vidas.

El proyecto obtuvo la media sanción del Senado de la Provincia de Buenos Aires; y se encuentra siendo debatido en las comisiones de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

– La creación en el ámbito del Consejo Provincial de las Mujeres el Observatorio Provincial sobre violencia contra las mujeres. La iniciativa busca crear, en el ámbito del Consejo Provincial de la Mujer, el Observatorio Provincial de Violencia de Género destinado al monitoreo, recolección, producción, registro y sistematización de datos e información sobre la violencia contra las mujeres. Es un reclamo histórico del colectivo Ni una Menos.

Si bien fue tratado en comisiones, el proyecto perdió estado parlamentario, no obstante, sirvió de base para el impulso de la creación de un Observatorio de Genero en el Senado de la Provincia.

– Una modificación a la Ley 10.430 mediante la cual proponemos el establecimiento como requisito de inadmisibilidad para el ingreso a la administración publica provincial el poseer condena o imputación en causas vinculadas con delitos contra las mujeres.

El proyecto está siendo debatido en la Comisión de Trabajo y Legislación social del Senado de la Provincia de Buenos Aires.

– Una modificación a la Ley 14656-Relaciones Laborales y Negociaciones Colectivas que incorpora en el Estatuto de Empleados Municipales la licencia por razones derivadas de casos de violencia familiar.

El proyecto está siendo debatido en la Comisión de Trabajo y Legislación social del Senado de la Provincia de Buenos Aires.

Según el monitoreo de “Políticas Públicas y violencia de género 2014/15” que lleva adelante el Observatorio de Violencia de Género dependiente de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires las denuncias por violencia familiar en sede policial y el aumento de las causas judiciales se duplicaron en los últimos cuatro años, registrándose durante el año anterior una suma total de 197.037 denuncias que hacen un promedio de 535 denuncias por día.

En vista de estos números y la realidad de las Micaela que nos duele cada día, los parlamentarios tenemos un importante papel que cumplir en pos de promover la adopción de políticas y de legislaciones coherentes, acompañadas de las medidas reglamentarias y administrativas necesarias, para expandir los mecanismos de protección hacia las personas sometidas a casos de violencia de género.

El mensaje es fuerte y claro, Ni una menos.

 

Carolina Szelagowski- Senadora provincial

Grupo La Provincia

Agencia La Provincia www.agencialaprovincia.info


Seguinos en las redes y serás el primero en informarte!