Informe ESPECIAL: La Provincia espera una explosión de la Obra Púbica - Grupo La Provincia
26 de Julio, 2017

MIN 8 ° C

MAX 22 ° C

Nuestra Revista Edición 157

¿Qué quiere Esteban Bullrich?

Grupo La Provincia conversó con el precandidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires en...

InicioBuenos AiresInforme ESPECIAL: La Provincia espera una explosión de la Obra Púbica
FIM

Informe ESPECIAL: La Provincia espera una explosión de la Obra Púbica

Ladrillo a ladrillo, el oficialismo comenzó a construir su camino de cara las legislativas de este año. Su jugada pasa por dar comienzo masivo a la Obra Pública. ¿La premisa es visibilizar gestión en los 135 Municipios bonaerenses? ¿Es justo el reparto del FIM basado en el CUD? ¿Se terminó la lógica de amigo-enemigo? ¿Vale endeudarse para hacer obras? De todo esto y mucho más, entérate en este informe de Grupo La Provincia.

24

abr

Compartir
Compartir por email

El 2017 no solo será un año electoral donde se definirán los nuevos representantes legislativos sino que también, se augura, será el período de comienzo masivo de obra pública en los 135 municipios de la Provincia de Buenos Aires.

Durante el primer año de gestión del oficialismo, se ha dicho que tras el tiempo de acomodamiento en la gestión, arrancaría ‘el cambio’. Pues bien, una de las señales de estos nuevos aires parece pasar por la obra pública.

Cabe recordar que, en el 2016, con la implementación del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), ya hubo un antes y un después en el área. Este 2017, de la mano del trabajo mancomunado entre equipos técnicos de la Provincia y de los 135 Municipios, ocurrirá lo mismo.

Los Municipios hablan y la Provincia los escucha

 

Ya en 2016, la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal decidió que el reparto del dinero para obras de Infraestructura no debía ser discrecional, por eso, se creó el FIM mediante el cual se han citado a los jefes y jefas comunales de los 135 distritos para que, cara a cara, con equipos de provincia planteen cuáles son las obras que consideran menester realizar.

El concepto de la gestión es terminar con la premisa de ‘amigo enemigo’ y –también- con la finalidad de ejecutar obras que realmente sean necesarias para las comunas y no arbitrarias y decididas detrás de un escritorio, desde la ciudad capital. Esta metodología se sustenta en que lo mejor pasa por escuchar al hombre o la mujer a cargo de los Ejecutivos Municipales, pues se estima que son ellos quienes están en la diaria, en el pago chico, los que realmente conocen a fondo qué es lo que necesita su comuna.

Este recurso en cada municipio es una capacidad inédita que tiene cada intendente para darle soluciones a temas puntuales. Este año, en nueve días, la Provincia recibió a los 135 municipios quienes presentaron 1.031 proyectos por un total de $8.498.245.138. Los distritos participaron con sus equipos técnicos. En total, fueron 311 representantes los que asistieron a los encuentros, entre ellos 102 Intendentes.

Los 1.031 proyectos significan un monto total aprobado de $8.498.245. 138.De dicha suma total, se dividen las siguientes áreas:

  1. Vialidad 576 proyectos ($6.274.772.409)
  2. Arquitectura 237 proyectos ($1.150.088.967)
  3. Agua y Saneamiento 116 proyectos ($484.996.495)
  4. Hidráulica 53 proyectos ($391.008.363)
  5. Vivienda y Hábitat 13 proyectos ($79.826.849)
  6. Energía 31 proyectos ($89.701.592)
  7. Otros (Energía, Vivienda y FIM 2016) 7 proyectos ($31.145.163).

 

¿Se terminó la época del látigo y la chequera?

 

El mensaje del Gobierno a los intendentes pasa por indicar que se terminó la época del látigo y la chequera, y que en adelante las trasferencias a los Municipios irán por los carriles institucionales.

Este 2017, el reparto del FIM que encaró la administración de María Eugenia Vidal así lo evidenció. De hecho,  dentro de los diez municipios más beneficiados por ese incentivo para obras, hay  seis intendencias que pertenecen al FPV y las cuatro restantes son de Cambiemos.

Los distritos que más dinero recibirán en el presente año son la de La Matanza, gobernada por Verónica Magario (FpV-PJ), con $ 650.541.496; de Merlo, Gustavo Menéndez (FpV-PJ), $ 307.441.540; de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini (FpV-PJ), $ 275.593.137; de La Plata, Julio Garro (C), $ 241.507.000; de General Pueyrredón, Carlos Arroyo (C), $ 192.383.086; de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde (FpV-PJ), $ 197.530.809; de Quilmes, Martiniano Molina (C), $ 185.788.017; de Almirante Brown, Mariano Cascallares (FpV-PJ), $ 183.013.159; de San Isidro, Gustavo Posse (C) $ 182.721.650 y de Florencio Varela, Julio Pereyra (FpV-PJ), $ 181.123.876.

 

La mirada de los intendentes

 

Grupo La Provincia tuvo la posibilidad de conversar mano a mano con alcaldes de distritos bonaerenses quienes opinaron sobre este proceso de descentralización que emprendió la gobernadora Vidal en lo que respecta a la obra pública.

Mariano Barroso

Mariano Barroso, intendente de Nueve de Julio, consideró que el FIM “ha sido una decisión muy aplaudida por los 135 municipios pues brindó la posibilidad de cortar con la lógica de amigo-enemigo. Durante el kirchnerismo realmente no parecíamos ciudadanos argentinos y menos bonaerenses. Nos costó muchísimo arrancar porque es una nueva metodología. Empezar a rediseñar y hacer protocolos de cómo hacer una obra, fue complicado porque en Nueve de Julio no existe un manual de cómo hacer una licitación pero hoy el engranaje funciona, todos los municipios estamos constantemente con obras y considero que fue la mejor forma de aplicar el endeudamiento. Si hay que endeudarse para esto, es lo mejor que puede pasar”.

 

 

Héctor Gay

Héctor Gay

Quien también tomó la palabra y se expresó en torno a éste Fondo es Héctor Gay, alcalde de Bahía Blanca. “Estamos en pleno proceso de ejecución a partir de los fondos aportados por el Fondo de Infraestructura de la Provincia. Después de muchos años de que nuestra ciudad y gran parte del interior haya sido olvidado en materia de obras, ahora venimos muy bien. Las gestiones no cesan. Hay mucho por resolver pero este año va a ser muy peculiar y muy fecundo en materia de obra pública y a eso estamos abocados”.

Jorge Etcheverry

En tanto, el intendente de Lobos, Jorge Etcheverry, contó a este medio que ha focalizado el Fondo de Infraestructura municipal a un desagüe pluvial subterráneo y a obras de asfalto.

 

Facundo Castelli

Mientras que Facundo Castelli, jefe municipal de Puan, reveló que él encuentra una diferencia abismal entre la ex gestión provincial de Scioli y la actual a cargo de Vidal. “En nuestro caso, durante el mandato de Daniel Scioli, pocas veces tuvimos respuesta a muchas problemáticas que teníamos en el distrito, sobre todo en obra pública. En ese sentido, la decisión de la gobernadora de crear el Fondo de Infraestructura o el Fondo de Seguridad el año pasado es inédita”.

 

José Luis Salomón

Por su parte, José Luis Salomón (mandamás de Saladillo) reveló “Agradecemos a la Provincia por la posibilidad de contar con el Fondo de Infraestructura Municipal. Saladillo era uno de los municipios que hacía muchos años que no recibía este tipo de fondos”.


Guillermo Pacheco

Otro de los intendentes que conversó con Grupo La Provincia y elogió dicho FIM es Guillermo Pacheco (Pelegrini). Al respecto, comentó “El Fondo de Infraestructura Municipal del 2016 nos sirvió para avanzar en un banco de tierras que no teníamos y para solucionar una demanda muy acrecentada de parte de nuestros vecinos. Hoy estamos trabajando para darle forma y brindarles la posibilidad a 120 familias de estar encaminadas a una solución. Para el 2017 estamos trabajando en re-asfaltado. Después de esos años, la gobernadora nos da la posibilidad de hacer un mantenimiento que se debería haber hecho hace 15 o 20 años atrás”.

 

 

FIM, los datos de 2017

Desde la Provincia se informó que este año, el promedio por obra, está entre los ocho y los diez millones de pesos. Se apunta a que dicha situación contribuya a generar mano de obra local y oportunidades a los proveedores de materiales locales.

Del total, el 70% de los proyectos está asociado a lo vial – cordón cuneta, asfalto e iluminación-. Un 14 o 15% a temas de arquitectura -mantenimiento o puesta en valor de espacios públicos, edificios públicos y hospitales-. Un 6 o 7% a obras de agua y saneamiento y otros son temas de energía. En definitiva, el 85% del fondo se lo llevan obras de vialidad y arquitectura.

El FIM se distribuye según el Coeficiente Único de Distribución (CUD) que es el coeficiente a través del cual se distribuyen todos los fondos coparticipables de la Provincia.

Este año, el gobierno de María Eugenia Vidal modificó el reparto de la torta a los 135 municipios bonaerenses. Como se sabe, el CUD se basa en una serie de parámetros para asignar qué porción le corresponde a cada distrito. Del total de los municipios bonaerenses, 64 recibirán este año un porcentaje menor de coparticipación provincial, mientras que otros 70 verán incrementada su participación y uno, San Fernando, recibirá lo mismo que en 2016.

La Matanza, el municipio gobernado por la peronista Verónica Magario, está entre las variaciones más bajas en comparación al 2016. El distrito más populoso sigue recibiendo la porción más grande pero registró una significativa merma en comparación al año pasado.

El reparto del CUD es un sistema que tiene varios cuestionamientos. Su actualización se realiza periódicamente los primeros días del año a partir de los nuevos datos socio demográficos de los distritos que procesa el ministerio de Economía bonaerense para un reparto más “justo” de los fondos que se recaudan a partir del cobro de impuestos. Ahora bien, hay Municipios que están disconformes con el mismo y solicitan que se revea este sistema de coparticipación porque consideran que tiene fallas.

Para calcular el CUD se tiene en cuenta a la población, la capacidad tributaria “per cápita” de la población, la superficie del partido, la cantidad de establecimientos de atención a la salud y la transferencia de funciones que en rigor corresponden a la Provincia. Está reglado por la ley 10.559, que establece que las Municipalidades de la Provincia recibirán en concepto de coparticipación el 16,14% del total de ingresos que percibe la Provincia en concepto de impuestos sobre los Ingresos Brutos no descentralizados al ámbito municipal, Impuesto Inmobiliario Urbano, Impuesto a los Automotores, Impuesto de Sellos, Tasas Retributivas de Servicios y Coparticipación Federal de Impuestos.

Manos a la obra

El gobierno de Cambiemos centra su discurso en la gestión y tiene su eje en la ejecución de obras de Infraestructura, será su “caballito de batalla”. Según han indicado, la idea es dotar a la Provincia de las obras que hagan falta y, para ello, ha tomado deuda con el fin de poner a Buenos Aires en movimiento. No es un dato casual que esto ocurra en un año electoral. De hecho, desde la oposición, se venía diciendo desde el 2016 que el oficialismo había decidido guardarse toda la artillería para este año con el fin de hacer visible eso de ‘estamos haciendo’.

Ahora bien, la pregunta que también surge desde los sectores no afines al gobierno es si era necesario tomar tal endeudamiento. Están, también, quienes se preguntan por el futuro, por cómo se pagarán dichos préstamos. Por otro lado, el relato de hacer obras es coincidente con el que supo tener la gestión K. Habrá que ver y, esperar, en qué radican las diferencias. Por lo pronto, la descentralización que desde el año pasado planteó Vidal, ha sido celebrada en los distritos, ha otorgado una nueva responsabilidad y compromiso a los hombres y mujeres a cargo de los Ejecutivos Municipales. El FIM ha caído bien. La última palabra la tendrá la sociedad y, sin dudas, las urnas hablarán de ello.

Grupo La Provincia

Agencia La Provincia www.agencialaprovincia.info


Seguinos en las redes y serás el primero en informarte!